Sandra Ortega liquida su sicav, en la que disponía de más de 20 millones

18 agosto 2013 Oleiros.- Una sencilla ceremonia, durante la que, sin embargo, se desbordó la emoción de muchos de los asistentes, sirvió para despedir ayer a Rosalía Mera en el cementerio de Santa Eulalia de Liáns (Oleir
|

Sandra Ortega, hija de la fallecida Rosalía Mera y de Amancio Ortega, ha dado orden de liquidar la histórica sicav Quembre de Inversiones. Esta sicav ha estado registrada siempre en JP Morgan y la mayor parte del capital procede de la salida a Bolsa de Inditex. Puede considerarse una sociedad heredada o, al menos, procedente del imperio financiero construido por Amancio Ortega y Rosalía Mera, según “Vozpópuli”.
En cuanto a las sociedades de Rosalía Mera como Breixo y Soandres, también en JP Morgan –la primera con más de 200 millones de euros y la segunda con más de 370– constituyen una auténtica fortuna que probablemente pasará en gran medida a Sandra, consejera de ambas.
Habrá que ver si siguen el camino de Quembre. Esta sicav contaba, al finalizar el ejercicio 2013, con un patrimonio de 22,4 millones de euros, invertido básicamente en instituciones de inversión colectiva foráneas, por el que logró una rentabilidad del 6,28 por ciento, según publicó “Inmodiario”.
La cartera destinada al mercado nacional se situaba en apenas 2,3 millones de euros y, de ellos, apenas 500.000 euros en deuda pública española.
El pasado día 11 la junta de accionistas acordaba disolver y liquidar la sociedad, aprobando simultáneamente el balance de disolución y liquidación de la misma, la cuota de liquidación a percibir por los accionistas de la sociedad y el inicio de los trámites pertinentes en orden a la exclusión de la negociación de las acciones de la sociedad ante el Mercado Alternativo Bursátil.
Cada vez son menos los ultrarricos que confían en las sicav, por la elevada exposición que ofrecen. De hecho, no es extraño calificar a estos vehículos de inversión como los más transparentes del mundo. Así, ya han dado de baja las suyas Amancio Ortega, Manuel Jove, casi todos los futbolistas, e incluso Alicia Koplowitz ha retirado sus participaciones financieras estables de Morinvest, para evitar su difusión mediática.
Sandra Ortega, nada aficionada a aparecer en la vida pública, podría haber comenzado un proceso de liquidación de estas sicav, recolocándolas de una manera más discreta.
Sin embargo, mientras los ricos de verdad se retiran de las sicav, cada vez hay más en el mercado. En el primer trimestre de este año se han registrado más de 50 y la tendencia continúa. Por ello, la CNMV ha incrementado las tasas sobre estos productos, incluyendo el cobro de 1.000 euros por cada notificación administrativa que se formalice.
Tras fallecer su madre, Sandra Ortega se ha convertido en la segunda accionista de Inditex. A través de Rosp Corunna, la sociedad patrimonial de su madre, cuenta con el 5 por ciento del capital de la multinacional coruñesa, que actualmente está valorado en unos 3.300 millones de euros.
Antes de la salida a Bolsa de Inditex, en mayo de 2001, la primogénita de Amancio Ortega era la cuarta accionista de la textil, con una participación del 1,99%, pero no conservó ninguna acción después del salto al parqué del grupo.

Sandra Ortega liquida su sicav, en la que disponía de más de 20 millones