Dani aferra al Depor a la media inglesa

Deporte Campeón-2018-12-03-006-6fe18a6a
|

Lejos del abrigo de Riazor, el Depor se protege y se aferra a la media inglesa. No gana. Tampoco pierde. Ante el Rayo Majadahonda firmó el cuarto empate seguido fuera de casa, el primero sin goles este curso, aunque los dos equipos crearon ocasiones claras en el patatal del Cerro del Espino. Los de Natxo siguen sin trasladar a domicilio la superioridad que exhiben en su estadio. 

Con cinco grados, niebla, improvisación y el campo en condiciones pésimas. Así se estrenó el Cerro del Espino en Segunda. Cinco cambios presentó el técnico deportivista en la alineación respecto al anterior partido de la temporada. Sin Fede Cartabia, clave ante Almería y Osasuna, David Simón ni Domingos Duarte, dos de los jugadores que más minutos acumulaban y que se perdieron el encuentro con el Majadahonda por sanción, el Deportivo puso el motor en marcha con Carles Gil en la creación, Bóveda en el lateral derecho, Somma como central y otras dos novedades por decisión técnica en el centro del campo: Didier Moreno y Edu Expósito por Krohn-Dehli, que se quedó en A Coruña, y Vicente Gómez. El Deportivo se preparaba para el guion del partido que le esperaba: más músculo que cerebro.

Salió dominador, pero el Rayo Majadahonda no se lo permitió. Los de Iriondo avanzaron metros y metieron al equipo herculino en su campo. No llegaron a comprometer los dominios de Dani Giménez en esos minutos, pero descubrieron las carencias defensivas de Didier Moreno, que sigue sin adaptarse ni al esquema del equipo ni al fútbol español. Superado el colombiano, el equipo majariego encontró ahí una vía de agua por la que filtrar los primeros ataques.


El Deportivo reaccionó después de que se cumpliera el cuarto de hora de partido. Saúl García avanzó por primera vez por la banda izquierda y metió uno de esos centros precisos que le han mantenido en el once. Rechazó la zaga y Carlos Fernández cazó el balón en las alturas para probar a Basilio.


 Carles Gil enchufó también al conjunto coruñés. Cargó desde la izquierda y habilitó a Quique, que en vez de rematar con la derecha lo intentó con su pierna buena y no fue capaz de darle al balón en posición franca. En esos minutos, los mejores del Depor en el primer acto, hasta apareció Didier Moreno por la derecha, a la media hora, para servirle el balón a Carlos Fernández, que tampoco fue capaz de rematar. La oportunidad más nítida para los deportivistas surgió tras una gran acción personal de Gil, con caño incluido,  que Quique, esta vez sí, pudo conectar, aunque su envío acabó en las manos de Basilio.
En los instantes previos al descanso, el Rayo le encontró al Deportivo el punto débil a balón parado. Los coruñeses defienden siempre la estrategia muy replegados y pocos le han hecho cosquillas, pero el equipo de Iriondo les dio el susto ejecutando una falta lateral en corto, hacia la frontal, desde donde disparó Carcelén. El lanzamiento se convirtió en pase y Ruibal, solo, remató al lateral de la red. 

Sin pausa en esos momentos, Carlos Fernández pidió penalti ante Benito y Toni Martínez, de cabeza, obligó a Dani a estirarse para evitar el tanto del Rayo Majadahonda.
El campo se inclinó a favor del Depor en los primeros instantes del segundo acto, hasta que Iriondo cambió las manijas de su equipo a falta de media hora con la entrada de Aitor García por Benito. Aunque el Depor tuvo la primera, un disparo de Edu Expósito que sacó con el pie Basilio (min.61), el Rayo Majadahonda creció en ataque y a punto estuvo de llevarse al equipo coruñés por delante. Dani tuvo que volar para despejar un disparo de Aitor y la cruceta le salvó en un remate de Galán.

Los deportivistas perdieron por lesión a Carlos Fernández justo cuando Vicente había suplido a Didier. Posteriormente, tras un remate desviado de Borja, en boca de gol, a pase de Quique, también tuvo que pedir el cambio Expósito. Entró Valentín y Natxo pasó a defensa de cinco, el camino inverso al de Iriondo. Al Depor le anularon por fuera de juego (lo era) un gol de Borja Valle, y al Rayo, otro de Toni Martínez por falta a Somma.
Dani Giménez volvió a salvar al equipo en otro disparo de Aitor que había desviado Mosquera y los blanquiazules acabaron aceptando sumar para consolidar la media inglesa.

Dani aferra al Depor a la media inglesa