Un grupo de encapuchados roba decenas de armas en una galería de tiro de Madrid

|

Varios encapuchados robaron la noche del sábado decenas de armas y munición de una galería de tiro ubicada en un polideportivo de San Sebastián de los Reyes (Madrid), tras lo que huyeron en un vehículo.
Según confirmó la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el suceso ocurrió en torno a las nueve de la noche en el complejo municipal Dehesa Boyal, cuando una persona comunicó a la Policía que se estaba produciendo un robo. Al llegar al lugar, los agentes comprobaron que los ladrones, que según testigos iban encapuchados, se habían llevado varias decenas de armas y abundante munición, tras lo que huyeron en un BMW.
Ahora la Policía Nacional investiga el suceso y trata de localizar a los autores y recuperar las armas.
La galería de tiro en la que robaron está dentro del complejo deportivo Dehesa Boyal y dispone de cinco puestos de tiro de 25 metros, según se informa en su página web. Ofrece formación, perfeccionamiento y otros servicios a tiradores deportivos, así como a miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad y a profesionales de la seguridad privada.

cocaína
Por otro lado, la Policía Nacional detuvo a 23 personas como supuestos miembros de una red dedicada a la introducción y distribución de cocaína en diferentes países del espacio Schengen y que habitualmente tenían como destino final Holanda.
La Policía informó ayer de que las detenciones se produjeron el pasado mes de abril y las investigaciones se iniciaron en Tenerife cuando se tuvo información de que se estaban reclutando indigentes alojados en un albergue para que sirvieran de transportistas de la droga.
Agregó que la organización, constituida por ciudadanos nigerianos, se aprovechaba de la necesidad económica y del desamparo familiar de muchas de estas personas y les ofrecían viajar a Madrid, donde les dotaban de una vestimenta adecuada, documentación, y toda una simulación de viaje turístico, que terminaba con el transporte de varios kilos de cocaína por persona, a veces en su propio equipaje y otras adosado al cuerpo mediante fajas. La organización, que estaba perfectamente organizada y jerarquizada, enviaba desde Madrid a los transportistas a distintos países sudamericanos desde donde salían con diferentes cantidades de cocaína, para finalmente introducirla en espacio Schengen.
El resultado de la operación policial fue la detención de 23 personas en diferentes puntos de España y el extranjero, la práctica de cuatro registros, la incautación de un total de 42 kilogramos de cocaína, 75.000 euros en efectivo y diversos efectos para el corte y la distribución inmediata de la droga.
Las formas de introducción de la droga variaba e iba desde oculta entre ropas, botes de champú o productos similares a grandes cantidades ocultas dentro de los equipajes de mano.
Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, quien decretó el ingreso en prisión de todos ellos.
En la operación, que fue desarrollada por la Policía Nacional, actuaron agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Comisaría Provincial de Santa Cruz de Tenerife, así como de las comisarías de Fuenlabrada, Móstoles y del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

Un grupo de encapuchados roba decenas de armas en una galería de tiro de Madrid