Los rescatados recibieron atención médica y se encuentran en un buen estado físico general

|

  Los cuatro militares que conformaban junto a seis policías el último grupo de rehenes que quedaban en poder de las FARC “pasaron bien la noche”, según declaró ayer el comandante del Ejército, general Sergio Mantilla, tras reunirse con ellos en el Hospital Militar donde están ingresados. El lunes fue “un día de mucha alegría para el Ejército”, afirmó el general e indicó que los cuatro suboficiales tendrán toda la asistencia de su institución y decidirán si continúan o no en el servicio activo. Los seis policías, por su parte, presentan “buenas condiciones generales y mentales”, según el parte médico que divulgó la Clínica de la Policía Nacional, en la que están ingresados. Según el informe, solo uno de los liberados dijo haber padecido paludismo y leishmaniasis, enfermedades comunes en las regiones tropicales. Varios de ellos presentan pérdida de peso, mientras que otros sufren de hipertensión y gastritis, entre otros problemas.

Los rescatados recibieron atención médica y se encuentran en un buen estado físico general