No diga Depor, diga Riazor

victor saca sus entrada de la campaña os 33000 de riazor partido deportivo levante 11/05/2015
|

 

El entrenador deportivista, Víctor Sánchez del Amo fue ayer el gran protagonista en las instalaciones de la Oficina de Atención al Socio y Accionista del Depor, ya que se convirtió en una de las imágenes de la campaña que pretende llenar el estadio blanquiazul este domingo .
Después de haber salido de los puestos de descenso con su empate ante el Athletic Club (1-1) en el tiempo añadido, la entidad pretende llenar su campo en la penúltima cita de la temporada, ante el Levante, y con ese objetivo ha lanzado una campaña con la que busca a los “33.000 de Riazor”.
El RC Deportivo pone a disposición de sus socios hasta cuatro ‘packs’ de dos entradas por diez euros cada uno para el decisivo choque que se disputará el próximo domingo a las 19 horas (si se desconvoca la huelga del fútbol español, algo que parece lógico por el daño que se puede hacer a la Liga y los equipos).
Los mil aficionados que arroparon al Deportivo en San Mamés dieron “un nuevo ejemplo de ánimo y apoyo incondicional” que el club quiere “agradecer sinceramente”. .
“Su empuje tiene gran parte de culpa en el desarrollo final del partido. Esa corriente positiva, y la merecida explosión de alegría de la que disfrutaron ‘los 1.000 de Bilbao’, y todos los deportivistas alrededor del mundo, tienen que tener su continuación el próximo domingo”, indicó el equipo en su web.
El Deportivo solicita que ‘los 1.000 de Bilbao’, como se etiquetó al movimiento de esos aficionados en las redes sociales, se transforme en ‘los 33.000 de Riazor’ con el propósito de “entre todos, dar un paso más, tal vez el definitivo, hacia la salvación”.

despachando
Los packs para animar al Depor pueden ser retirados en la Oficina de Atención al Socio en horario de oficina.
Es previsible que antes de que se llegue a la hora del partido del domingo se cuelgue el cartel de ‘no hay billetes’ pero si sobran entradas se venderán hasta antes de comenzar el partido.

No diga Depor, diga Riazor