Miño pone las viviendas vacías a disposición de las familias en situación de vulnerabilidad

El miñense ha sido uno de los municipios más afectados por el boom inmobiliario, con numerosas viviendas vacías | archivo EC
|

El Ayuntamiento de Miño, la Xunta –mediante el Instituto Galego de Vivenda e Solo– y la Fegamp (Federación Galega de Municipios y Provincias) alcanzaron un acuerdo para “poñer a disposición de familias miñenses en situación de vulnerabilidade vivendas baleiras dentro do municipio”, anunció el Gobierno de Ricardo Sánchez Oroza.
Este convenio se enmarca dentro del Programa de Vivendas Baleiras do Plan Galego de Rehabilitación y, según responsables municipales, “supón un avance importante na política de atención social e solidariedade que leva a cabo a Alcaldía de Miño desde o inicio do actual mandato”, el 13 de junio de 2015.
El convenio suscrito regula la colaboración entre Miño y el IGVS y establece cuáles son las responsabilidades de ambos organismos “nesta nova liña de asistencia”, con lo que el municipio se encargará de incorporar viviendas vacías a este programa y de su adjudicación.

Selección
Al mismo tiempo, a través del Área de Servicios Sociales se seleccionarán las familias arrendatarias dentro de aquellas que presenten más dificultades de acceso a una casa y, de manera prioritaria, a las afectadas por procedimientos de ejecuciones hipotecarias o por deshaucios, precisó un portavoz del equipo de Ricardo Sánchez Oroza.
Según este acuerdo, el precio máximo de alquiler por vivienda será de 250 euros, límite que se podrá modificar un 15% en caso de familias numerosas o por la presencia de miembros con movilidad reducida, dicen desde Miño.
Por su parte, el Instituto de Vivenda asumirá el pago de las primas necesarias para que el nuevo alquiler se pueda efectuar y, para que esta cooperación sea efectiva, ambos organismos pactaron constituir una comisión de seguimiento que se reunirá a petición de cualquiera de las partes en un plazo inferior a quince días “e de forma regular unha vez por semestre”, explicó el Ayuntamiento de Miño.
El alcalde, el independiente Ricardo Sánchez, señaló que se trata de una nueva herramienta en materia social que amplía el radio de acción de los Servicios Sociales Municipales y que permite aportar soluciones a situaciones de primera necesidad desde la proximidad del propio Miño.
Este acuerdo, a través del que se pretende garantizar que todos los miñenses dispongan de una vivienda digna, estará en vigor hasta los últimos meses del próximo año 2019. l

Miño pone las viviendas vacías a disposición de las familias en situación de vulnerabilidad