Tablas en el regreso de Míchel a Vista Alegre

Empate del Somozas en Vista Alegre en un duelo vibrante en el que, sin embargo, ninguna de las dos escuadras generó demasiadas ocasiones de gol. El Órdenes apostó por llevar el peso del juego, haciéndose con el control del balón y la posesión, mientras que la escuadra que dirige Míchel Alonso prefirió, de inicio, esperar a su oponente bien parapetada y ordenada atrás.

Los anfitriones desplegaron a la perfección su planteamiento, pero les faltó paciencia en los metros finales para traducir todo su control de juego en acciones claras de peligro. Así, unas veces el acierto de la defensa somocense y otras la falta de ideas de los anfitriones propiciaron que el marcador no se moviese.

De hecho, el mayor peligro de los de casa –y esa fue una constante durante todo el partido– llegó en jugadas de estrategia a balón parado, en las que el Somozas echó en falta el empaque de jugadores de mayor envergadura para repeler las acometidas de su oponente.

A pesar de este panorama, fue el cuadro de Ferrolterra el que logró abrir el marcador. A punto estuvo de conseguirlo primero en una mala cesión de un defensa al portero Mario que Ekedi casi atrapa; y finalmente lo logró, en el minuto 28, en una acción transformada por Alexandre.

Desde ese momento hasta el final, el Somozas se encontró todavía más cómodo en su posicionamiento sobre el campo mientras su adversario continuaba afanándose en unas acciones ofensivas que morían en los metros finales.

A los dos minutos de la reanudación, el choque dio un nuevo giro en un saque de córner que Baleato remató a gol. El jugador del Órdenes finalizó solo en un fallo de marcaje, pero también es cierto que Fiuza acabó arrollado en el suelo y reclamando una presunta falta en esa acción que el colegiado no concedió.

El empate dejaba las cosas como al principio, con un Órdenes crecido que a punto estuvo de darle la vuelta al partido en una jugada dentro del área de Capelo. Además, Padín fue un aguijón que llevó el peligro constante a la meta de Paco a balón parado.

Pero, a quince minutos para el final, al cuadro local se le acabaron las fuerzas y entregó el balón a un Somozas al que solo le faltó tener las ideas un poco más claras para aprovechar esa circunstancia y traerse los tres puntos.

La entrada de Diego Rey y Berros reafirmó el dominio que los de Míchel Alonso ejercieron a partir de entonces. Un remate de cabeza de Alexandre casi permite a los visitantes hacerse con la victoria pero, finalmente, el marcador ya no se movió más. Empate justo.

Tablas en el regreso de Míchel a Vista Alegre

Te puede interesar