La Xunta licita la ampliación de un tramo de la avenida de Finisterre

Los trabajos se llevarán a cabo en un tramo que se encuentra actualmente también en obras | aec
|

La Xunta anuncia la licitación de la obra de ampliación de un tramo urbano de la avenida de Finisterre en el municipio de Arteixo.

El delegado territorial, Ovidio Rodeiro, y el alcalde arteixán, Carlos Calvelo, mantuvieron ayer una reunión de trabajo para supervisar este proyecto que afecta a la vía autonómica AC-552.

La actuación afectará al tramo que discurre entre los puntos kilométricos 9,000 y 9,650 entre la rotonda de acceso a la factoría de Pescanova y el enlace de la vía provincial DP-052.

Las obras de ampliación de la vía tienen como objetivo ayudar a absorber el alto volumen de tráfico que soporta actualmente, así como mejorar la seguridad viaria en la zona.

De este modo, se construirá un carril adicional, entre el local de As Rozas y la rotonda de Pescanova, para aquellos vehículos que se dirijan al polígono de Sabón.


Esta ampliación también conllevará una senda peatonal de 2,5 metros en el margen derecho, en sentido al núcleo de Arteixo. La actuación hará necesario construir varios muros de contención del terreno.

El proyecto también contempla la construcción de una glorieta de 36 metros de diámetro exterior para la conexión de la AC-552 con la vía provincial DP-052, en la travesía de A Groufa.

Igualmente, se renovará y mejorará la señalización, balizamiento y defensas y se retranqueará y repondrá, en su caso, las infraestructuras de la red de drenaje y del mobiliario urbano existente. El presupuesto de contratación es de 1,6 millones euros, de los que 220.000 son para costear las expropiaciones de terrenos precisas para la ampliación.

Reordenación del tráfico 
Se da la circunstancia de que la iniciativa autonómica se llevará a cabo en las inmediaciones de las obras de reordenación del tráfico que está llevando a cabo el Gobierno local arteixán en las calles Reconquista e Independencia.

Según fuentes municipales, los trabajos, una vez que estén finalizados, supondrán el cambio de sentido de las vías con la intención de mejorar la circulación en la conexión con la AC-552.

De esta manera, Independencia pasará a ser de bajada y Reconquista de subida. El proyecto incluye el arreglo de sendas peatonales y la mejora de la regulación semafórica.


El cambio de sentido de las calles, indicaba el Ayuntamiento, en su momento, se decidió en una reunión que los vecinos de la zona mantuvieron a finales de marzo con el regidor y el concejal de Seguridad, José María Sánchez Novo. La intención era favorecer el tráfico en el entorno, por el que circulan a diario centenares de vehículos.

La Xunta licita la ampliación de un tramo de la avenida de Finisterre