El PSOE y Esquerda Unida se abstendrán en el pleno de investidura de Negreira

|

El Ideal Gallego-2011-06-10-003-75609651

l.f. > a coruña
 El PSOE se abstendrá mañana en la votación del pleno de toma de posesión para facilitar el nombramiento de Carlos Negreira como alcalde. La nueva portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento, Mar Barcón, anunció ayer la postura de su grupo que, según indicó, responde a su objetivo de ejercer desde el principio una oposición “leal” con el ejecutivo local entrante. La edil electa indicó que su formación asume el papel que le han marcado los ciudadanos con sus votos con “el rigor y la responsabilidad de un partido que lleva casi tres décadas al frente del gobierno municipal”, por lo que no presentará una candidatura alternativa a la alcaldía a la de los populares.
Barcón avisa de que su labor en los próximos cuatro años será la de controlar la gestión del ejecutivo: “Vamos a respaldar al nuevo gobierno en todo aquello que suponga la defensa de los derechos y demandas de los coruñeses; no escatimaremos esfuerzos en apoyar los proyectos estratégicos para la ciudad y que redunden en más calidad de vida”.
Además, indicó, confía en que el nuevo gobierno asuma también su responsabilidad, “que sea un gobierno municipal de consenso, que sepa y facilite los acuerdos y resulte ágil y eficaz en la gestión”, continuando, apuntó, “las importantes obras y proyectos que están en marcha y que son fundamentales para el futuro de la ciudad”.
Sobre el acto de investidura, Barcón declino entrar a valorar la asistencia del ex alcalde Francisco Vázquez, pese a que este no estuvo en la de su sucesor y compañero de partido Javier Losada hace cuatro años. Una posición similar adoptó acerca de la supuesta división en su partido, tras la derrota electoral, para hacerse con el liderazgo: “El resultado electoral es un mal resultado para el PSOE, pero que los ciudadanos sepan que es una cuestión interna, que la prioridad es trabajar por los ciudadanos”.
Por otra parte, Esquerda Unida también se abstendrá mañana, al entender que la ciudadanía pretende que la formación realice una “labor de control” al ejecutivo de los conservadores. El BNG, por su lado, decidirá en las próximas horas su postura.

El PSOE y Esquerda Unida se abstendrán en el pleno de investidura de Negreira