El PSOE afronta un momento decisivo en medio de una fuerte división interna

José Manuel García fue elegido por sus compañeros de formación como nuevo portavoz socialista quintana
|

El grupo municipal socialista afronta un momento decisivo marcado por una fuerte división interna provocada por las dos corrientes que hay entre sus concejales. Después de retirar la confianza al alcalde y con cerca de un mes por delante con la opción de articular una moción de censura, la formación atraviesa uno de los puntos más bajos de los últimos años, en los que poco a poco fue perdiendo peso dentro de la política municipal.
Tras el largo mandato de Francisco Vázquez y el paso intermedio del bipartito con Javier Losada, el PSOE sufre en los últimos años en A Coruña una situación similar a la del partido a nivel nacional. Marcado por importantes discrepancias internas, se vio superado por nuevas fuerzas de izquierda como la Marea.
Después de cosechar resultados muy bajos en las últimas elecciones municipales, la caída continuó hasta la actualidad, con probabilidad el momento más complicado.
Las dimisiones de José Manuel Dapena como portavoz y de Mar Barcón como secretaria general de la agrupación local provocaron que las diferencias se multiplicasen, llegando a una situación que fuentes cercanas del entorno socialista consideran como el punto más bajo.
Dapena renunció a su cargo tras entender que quedó “deslegitimado” al conocerse que Barcón se había reunido con Xulio Ferreiro sin su conocimiento. A pesar de ellos, ambos aseguran que la relación es buena, como también lo es con el nuevo portavoz José Manuel García, que llegó hace año y medio avalado por la concejala, y con el edil Fito Ferreiro.
Diferente es la dinámica con Yoya Neira y Silvia Longueira, más partidarias de realizar un acercamiento a la Marea que desde la otra parte rechazan.

ruptura
En los últimos días la fragmentación interna del grupo municipal fue todavía a más después de que se hiciese pública una conversación del grupo de Whatsapp de los concejales. En ella, la concejala Yoya Neira advertía al resto de que el Gobierno local no iba a pasar “por el nombre de Mar Barcón”, en referencia al veto a la veterana concejala, uno de los nombres incluidos en la propuesta socialista para el acuerdo presupuestario. En la misma, intervienen la propia Barcón y Dapena, quienes piden explicaciones, ya que no se ajusta a lo hablado con la Marea.
Después de que saliese a la luz la conversación, Neira mostró su malestar a través de su perfil de Twitter con el siguiente mensaje: “Asisto estupefacta a lo que yo creo que es traspasar los límites de la pura dignidad personal y política”, a lo que añadió: “Dicen que soy próxima a Marea Atlántica como si apostar por la colaboración y el apoyo entre las fuerzas de izquierda, fuera algo reprobable”.
Además, la dimisión de Barcón como secretaria general provocó la disolución de la ejecutiva local y la formación de una gestora, pero por el momento esta tampoco ha servido para aportar mucha estabilidad.
En primer lugar, tardó en establecerse más de lo esperado y su estructura provocó fuertes críticas desde el PSOE provincial y la dimisión de cuatro de sus miembros. Su presidente, Florencio Cardador, intenta intermediar ante todos los frentes, pero por ahora su labor más destacada fue en torno a las negociaciones presupuestarias.

El PSOE afronta un momento decisivo en medio de una fuerte división interna