El verano, una época ideal para hacer turismo con las mascotas

Un hombre disfruta de un día de playa con su perro en una playa de San Sebastián | Javier Etxezarreta
|

El verano constituye una época ideal para viajar con animales y hay cada vez más establecimientos hosteleros que ofrecen la posibilidad de alojarlos, según asegura la Real Sociedad Canina de España, que anima a los dueños a llevarse a sus mascotas.
La asociación afirma que el número de lugares y negocios hosteleros que cuelgan el cartel de “pet friendly” para veranear con animales está en pleno crecimiento. Por ello, los miembros de la entidad animan a las familias a consultar las playas del litoral español y los lugares de hospedaje que admiten a este tipo de huéspedes para no tener que dejarlos atrás en el tiempo libre.
La organización también resalta las diversas actividades de ocio en las que se pueden incluir a los perros, como practicar “canicross”, deporte que consiste en salir a correr con ellos, las pruebas de agilidad, jugar a la pelota o con el plato volador.
Esta fórmula de viajar podría ser un sistema eficiente para luchar contra una de las grandes lacras que padecen los animales de compañía. Se calcula que es en los meses de verano cuando más abandonos de mascotas se producen, con un 34% de los perros abandonados en todo el 2016 y un 42% de los gatos en esa misma situación entre mayo y agosto de ese año. En total, fueron más de 104.000 los perros que quedaron sin hogar en el 2016, y más de 33.335 animales abandonados en el caso de los gatos, según un reciente estudio de Abandono y Adopción elaborado por la Fundación Affinity.
Según los datos del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) el número de infracciones administrativas a la normativa sobre animales de compañía ascendió a 10.969 en 2016.

Un perro denuncia a una aerolínea
Por otra parte, y muy ligado al asunto del turismo y de los desplazamientos –en este caso aéreos– esta misma semana un perro y su dueña presentaron dos reclamaciones separadas en las que exigen a la aerolínea holandesa KLM una compensación de 400 euros para cada uno por el retraso en un vuelo entre Tel Aviv (Israel) y Ámsterdam. De acuerdo con el diario local De Telegraaf, se trata de la primera vez en la que un can realiza una petición de ese tipo a una compañía aérea.
La pasajera aseguró que los defectos técnicos retrasaron seis horas el despegue y precisó que su mascota, Tony, casi falleció por el largo tiempo en que estuvo expuesto al sol dentro de la aeronave. Solo tras realizar una llamada urgente al personal de tierra, el perro fue puesto a la sombra, remarcó el especialista en retrasos de aviones Victor Loonstein, de la empresa Claim4U Amsterdam, encargada de llevar el caso. l

El verano, una época ideal para hacer turismo con las mascotas