Más de 2.000 padres exigen una solución a los problemas en los comedores escolares

11 abril 2013 página 34 / 12 julio 2014 página 38 ZARAGOZA, 09/01/2013.- El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha acordado hoy unos servicios mínimos para los monitores de comedores escolares de la Comunidad que des
|

En menos de diez horas, más de mil usuarios se adhirieron a la campaña promovida por una madre a través de change.org en demanda de una solución a la situación de los comedores escolares de los centros públicos de Cambre y Culleredo donde, de acuerdo con el escrito que acompañada las firmas, los alumnos llevan desde el inicio del curso “lidiando con deficiencias en la alimentación debido a la empresa de catering adjudicataria de este servicio”, alertan a la Xunta. 
El último episodio, el lunes 9. El caldo llegó en mal estado al CEIP Sofía Casanova de Vilaboa, y en el Portofaro de Cambre, el Torrente Ballester de Sigrás, el CEIP de O Graxal, y el Ría do Burgo de Culleredo, los recipientes se deshacían al calentarlos, de acuerdo con la denuncia de la comunidad educativa y de los alcaldes Sacristán y García Patiño. 
En ambos casos, los mandatarios locales reclaman la rescisión del contrato a Col-Servicol, la empresa malagueña que gestiona los comedores de la Xunta.

Sin Incidencias
En este sentido, el regidor cambrés trató de ponerse en contacto, una vez más, con el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo –con el que no había conseguido hablar en la tarde de ayer– y con el delegado territorial en A Coruña, Diego Calvo.
Este martes, según fuentes municipales, no se registraron incidencias en ninguno de los centros, si bien insisten en que, a pesar de las denuncias públicas y las advertencias de la administración autonómica, los problemas se suceden desde el comienzo del curso 2015-2016.
La promotora de la campaña de change.org señala que “además de raciones escasas y frías, algunos días, las comidas están en mal estado y los recipientes en los que llega se derriten al meterlos al horno, e incluso en algún caso hasta las comidas incluían vísceras crudas de conejo” obligando a las direcciones y los encargados de los comedores de los centros a tener que pedir pizzas a última hora o recurrir a bocadillos improvisados para poder alimentar a los niños en alguna ocasión, como el lunes 9. 
“Solicitamos a la Xunta de Galicia la rescisión del contrato con la empresa adjudicataria”, recoge la iniciativa, que se presenta bajo el título “Por una alimentación digna para nuestros escolares de Cambre y Culleredo” y donde figuran mensajes como “con nuestros hijos no se juega”.

Calidad
La titular de la Concejalía de Educación de Culleredo se desplazó hasta el Centro de Educación Infantil y Primaria Sofía Casanova de Vilaboa a la hora de la comida de los alumnos para comprobar la calidad de los productos servicios, sin que se registrasen incidencias, lo mismo que en la localidad de en Cambre. 
En cualquier caso, el alcalde, Julio Sacristán, solicitó una reunión para abordar este asunto con el conselleiro de Educación Román Rodríguez González.
El regidor socialista de Culleredo, especialmente crítico con la gestión, consideró, en declaraciones a una emisora local, que “estamos ante la consecuencia de elegir la opción más barata sin pensar en la calidad”.

Más de 2.000 padres exigen una solución a los problemas en los comedores escolares