Nós se ve como la única opción para que Galicia no sea la última carta de la baraja

22/11/2015 La coalición, NÓS-Candidatura Galega ha reunido a mil personas en la presentación su candidatura para las próximas elecciones generales este domingo en Santiago. En el mitin, los candidatos han condenado especial
|

Nós defendió ayer ser la “única candidatura de país y de izquierdas” que se presenta a las elecciones generales con el objetivo de que Galicia deje de ser “la última carta de la baraja”.
Estas fueron las palabras del número 1 al Congreso por A Coruña, Carlos Callón, quien aseguró que Nós es la “única candidatura gallega” que representa a Galicia y que “no cambia su idea”, en crítica velada a la coalición En Marea.
Asimismo, remarcó, en un acto de presentación de candidatos en Santiago, que solo Nós propone soluciones para algunos de los “problemas” de la comunidad gallega y, por ello, emplazó a los ciudadanos a escoger el 20 de diciembre entre “la democracia mediática” y la “de verdad”.
En concreto, esta coalición –conformada por el BNG, FOGA, Partido Galeguista, Coalición Galega y el Partido Comunista do Povo Galego– presentó oficialmente a sus candidatos al Congreso y al Senado ante un Palacio de Congresos abarrotado, en el que había unas 1.000 personas.
Los candidatos de Nós condenaron especialmente la precariedad de empleos y salarios en Galicia. De hecho, la cabeza de lista por la provincia de Pontevedra a la Cámara baja, Carme Adán, lamentó que, dada la “precaria” situación del empleo, muchos jóvenes gallegos con títulos universitarios se vean “obligados” a emigrar y trabajar en empleos que no guardan relación sus estudios.
En esta misma línea, la número 1 al Congreso por la provincia de Lugo, Olalla Rodil, subrayó la necesidad de conseguir una “plasmación real” del derecho al trabajo, que aparece recogido en la Constitución. Y es que, tal y como ha remarcado, hoy en día “escoger oficio es ciencia ficción”.
Por su parte, el cabeza de cartel a la Cámara baja por la provincia de A Coruña, Carlos Callón, denunció durante su intervención que la comunidad gallega se sitúa, respecto al resto de España, “a la cabeza en horas efectivas de trabajo”, pero “a la cola en salarios”.
En este sentido, el que fue presidente de la Mesa pola Normalización Lingüística criticó las políticas de cuotas existentes en la pesca. Así, ha indicado que, si bien Galicia tiene “caladeros y personas preparadas” para trabajar en este sector, las cuotas establecidas se lo impiden.

Nós se ve como la única opción para que Galicia no sea la última carta de la baraja