Los bomberos socorren a un niño de dos años con la cabeza atrapada en el adaptador del váter

|

Los bomberos acudieron ayer a socorrer a un niño que había encajado la cabeza en un adaptador infantil de váter. Aunque el suceso no fue grave, los servicios de emergencia acudieron al lugar tras la alerta de la madre, visiblemente nerviosa.
El accidente se produjo en torno a las 08.28 horas de la mañana. En ese momento el 112 recibió la llamada de la progenitora y desde el servicio de emergencias se comunicó el suceso a la Policía Local y a los Bomberos, que a los pocos minutos se personaron en el domicilio particular de la mujer y el pequeño, en la calle de la Ribeira Sacra, en el barrio de Novo Mesoiro.
Una vez allí, los bomberos pudieron comprobar que el pequeño de unos dos años se encontraba en perfecto estado y que solo había metido la cabeza en el adaptador infantil del váter. Este artilugio de plástico permite a los pequeños utilizar el inodoro común sin necesidad de ayuda. De hecho, según relatan los bomberos eso fue lo que ocurrió, el pequeño se encontraba en el retrete cuando se dio la vuelta y logró encajar la cabeza en el hueco de la pieza. “Se la puso por sombrero”, relataron.
A los pocos minutos los bomberos lograron retirar la pieza sin mucha dificultad, solo manipulando la cabeza del pequeño para que pudiese salir por el agujero que era “justito”, según relatan los antiincendios.

sin heridas
Tras el suceso, el niño de dos años se encontraba en perfecto estado y sin heridas, por lo que ni tan siquiera requirió de asistencia médica.
Es relativamente frecuente que los bomberos acudan a domicilios particulares o a lugares públicos porque la gente, normalmente niños, han quedado encajados en ranuras o cualquier tipo de agujeros.
En A Coruña se recuerda, por ejemplo, el caso de dos pequeñas de 7 y 9 años que quedaron atascadas en un columpio al intentar montar las dos a la vez. Sucedió en la plaza Elíptica de Los Rosales y, aunque como ocurrió en este caso, el suceso no pasó de una anécdota. El acontecimiento, en plena tarde, llamó la atención de todo el barrio. n

Los bomberos socorren a un niño de dos años con la cabeza atrapada en el adaptador del váter