El área coruñesa cierra la semana con solo seis casos más a pesar del brote

El Chuac lleva ya once días sin albergar a pacientes con el Covid-19 | Pedro Puig
|

El área sanitaria de A Coruña y Cee cerró ayer la semana con seis casos activos de coronavirus más que al principio de la misma, cuando eran 24 el número de positivos que existía. Todo a pesar del brote detectado en Betanzos, con diez personas contagiadas.

Por tanto, el área contaba ayer, tal y como informaba el Sevizo Galego de Saúde (Sergas), con 30 casos activos de Covid-19, uno menos de los que había el pasado sábado.

Según la información facilitada por las autoridades sanitarias de la comarca, en la jornada de ayer se notificaban dos altas más, que se suman a las 24 que se comunicaron a lo largo de la semana. Con las dos curaciones de ayer, se extrae que el número de nuevos positivos detectados en la comarca coruñesa fue de uno.

Por lo tanto, con las 26 recuperaciones de la semana en la mano, el número de nuevos positivos detectados en el área sanitaria esta semana sería de 32.

Sin título-1

Atención sanitaria 
Pero del total de 30 casos que hay activos en la actualidad, 29 de ellos se encuentran aislados en sus domicilios, hasta que pasen la cuarentena obligada, o hasta que den negativo en los test de detección del virus.

Por lo tanto, tan solo una persona requiere, a día de hoy, de la atención presencial de los profesionales sanitarios. Se trataría de un paciente que continúa ingresado en las instalaciones del HM Modelo, tras su ingreso en el mismo el pasado día 12.

El Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), que en el peor momento de la pandemia llegó a albergar a más de 230 pacientes que habían sido contagiados con el virus, no cuenta, actualmente, con ningún caso en sus instalaciones. Así, ya son once los días que han pasado desde que los profesionales del Chuac dieran el alta al último de sus pacientes con Covid-19.

Betanzos 
Las autoridades sanitarias no actualizaron, por segundo día consecutivo, la cifra de personas contagiadas con el coronavirus en la localidad coruñesa de Betanzos, tras detectarse un nuevo brote la pasada semana. Por tanto, el número de casos seguiría siendo de diez, divididos en dos focos diferenciados, pero cercanos geográficamente.

Tal y como explicaba la pasada semana el gerente del área sanitaria de A Coruña y Cee, Luis Verde, y como se confirmó durante el resto de días, los sanitarios continúan rastreando en busca de posibles contagios en los diferentes entornos de las personas contagiadas. Así, habrían realizado test de detección en el entorno laboral, familiar, de ocio, e incluso deportivo, aislando a todas aquellas personas que mantuvieran contacto con los casos activos, a pesar de que dieran negativo.

El brote de Betanzos fue una de las causas de que el número total de positivos creciera en todo el área sanitaria a lo largo de la semana. Tal y como se explicó, el brote contaría con dos focos, uno familiar, con varios convivientes, y otro ajeno a este núcleo familiar.

Con el fin de controlarlo, y para evitar que las personas se tuvieran que desplazar hasta A Coruña, se instaló un punto para tomar las muestras para realizar las PCR en las inmediaciones del centro de salud de Betanzos. En tan sólo dos días, en ese punto se realizaron más de 130 pruebas, de las que tan sólo salieron cuatro positivos. El resto de personas testadas deberán mantener la cuarentena, al menos durante unos días más.

Ante esta situación, señalaba el pasado jueves Luís Verde, que será una de las realidades que nos tocará vivir de aquí en adelante, la de posibles nuevos brotes, hasta que se logre una vacuna o algún remedio.

La tranquilidad ante estos posibles focos vendrá de su rápida detección y del control de los mismos, tal y como se está haciendo en Betanzos, para detectar, de la manera más rápida posible, a todos los contactos de los contagiados, a través del protocolo creado por el Sergas.

El área coruñesa cierra la semana con solo seis casos más a pesar del brote