La inercia del derbi puede situar al Leyma en la élite

Copia de Deporte Campeón-2013-10-25-023-ebadf56a
|

Si hace una semana decía que el derbi ante el Breogán le llegaba demasiado pronto al Leyma Natura, el duelo de hoy ante el Melilla lo hace en un buen momento para los pupilos de Tito Díaz, plenos de moral no solo por la victoria en Lugo, también por cómo se llegó a ella: remontando y mostrando más acierto y temple que el rival en los minutos de la verdad, los tres últimos. Y además recupera a Mario Cabanas.
Pero que el estupendo arranque liguero, con dos triunfos en tres partidos y una derrota que llegó con un (des)afortunado lanzamiento sobre la bocina, no lleve a engaño: al Leyma le queda mucho trabajo por delante hasta que el equipo quede completamente cuajado.
Para ello es instrumental que los dos últimos en llegar, Jason Cain y Samuel Haanpää –está dando mucho menos de lo que se esperaba de él tras un buen Eurobasket que, por otra parte, puede estarle pasando factura–, entren de pleno derecho en la dinámica colectiva, sobre todo el pívot, que aterrizó en A Coruña después de cinco meses de vacaciones y sin tiempo material para hacer una pretemporada en condiciones.
Por lo demás, el equipo naranja está demostrando que puede defenderse en todos los terrenos y que tiene recursos para cuando el Plan A no funciona. Así ganó en Lugo: el poco acierto en el tiro  acabó compensado por una muy buena defensa.
La intensidad y la efectividad atrás es una de las principales claves del encuentro de hoy. El Melilla cuenta con un potente arsenal ofensivo, pero es un equipo que juega más cómodo en partidos abiertos, a muchos puntos. La otra, como apuntó Tito Díaz, es “hacerles trabajar en defensa”, para limitar al máximo su frescura en ataque.
Un ataque que dirige un exjugador del club herculino, Joan Riera (10.7 puntos, 3.0 rebotes y 2.7 asistencias), a la sazón uno de los tres con experiencia en la ACB. Los otros son Héctor Manzano (11.0, 4.5 y 3.0), un ala-pívot con mucho peligro desde el arco de 6.75 metros, y el base Adrián Fuentes.
Pero si algo destaca en el equipo norteafricano es la pólvora en las alas, con Iñaki Narros (9.3 tantos y 3.7 rechaces), Sergi Pino (5.7 y 1.3 pases de canasta) y Darien Brothers (12.7 y 2.0), aunque por dentro también va sobrado con Devin Wright (10.7 puntos y 6.0 rebotes), Jonathan Durley (6.0 y 3.7) y el ‘center’ lituano, de 2.12 metros, Deividas Busma (6.7 y 5.3).
Así pues, el buen momento de ambos equipos y la batería de jugadores de calidad que se citarán en el parquet son excelentes motivos para que las gradas presenten un estupendo aspecto.

La inercia del derbi puede situar al Leyma en la élite