La Marina continúa sin bancos tres meses después del primer ahogamiento

Los paseantes pueden acercarse al borde de la dársena de La Marina, que ayer seguía sin protección | patricia g. fraga
|

La Marina continúa sin contar con el banco corrido que el Gobierno municipal anunció que instalaría con el objetivo de aumentar las medidas de seguridad en esta zona después de que dos jóvenes muriesen ahogados el pasado mes de marzo tras caer al agua. A pesar de que el concejal Xiao Varela anunció a mediados del mes pasado que estos elementos se colocarían en un plazo de dos semanas, la zona continúa igual cuando se superan los tres meses después del primero de estos dos sucesos.


El Ayuntamiento evaluó las posibilidades de realizar una actuación, pero descartó incrementar las medidas de seguridad en la zona tras el primero de ellos, ocurrido el pasado 3 de marzo, pero cambió de parecer tras el segundo, que falleció a finales del mismo mes. En ambos casos, las muertes se produjeron por la noche y mientras los jóvenes se encontraban de fiesta.


Entonces, miembros del Gobierno local y de la Autoridad Portuaria se reunieron para evaluar la situación y dejar la decisión final en manos de los técnicos municipales.

Seguridad y estética
Finalmente, los expertos aconsejaron la colocación de un banco corrido en forma de “L” como fórmula más adecuada para conjugar la seguridad con el valor patrimonial y el uso portuario de la zona, anuncio que se produjo el pasado 7 de abril.


Este elemento recorrerá el borde de la dársena, desde las instalaciones del Náutico hasta el comienzo de O Parrote. Por el momento, el Consistorio todavía no realizó el aviso necesario para actuar en la zona.


Así, consistirá en dos grandes tramos rectos, cuyos módulos contarán con separaciones de 12 centímetros. La intervención no supondrá ninguna obra, ya que solo será necesario proceder a su colocación en el lugar.


Posteriormente, el Gobierno local explicó que utilizaría para parte de esta intervención los bancos que tiene guardados en un almacén municipal del polígono industrial de A Grela desde agosto de 2015, cuando ya pensaba instalarlos en La Marina como parte de los planes de humanización de la Marea para esta zona.


El Consistorio recibió al mes siguiente la autorización de la Autoridad Portuaria, titular todavía de los terrenos, para ejecutar la instalación de unos bancos a los que también acompañaría un toldo que nunca llegó a ser realidad. Estos elementos continúan sin formar parte de la imagen de La Marina.


Finalmente, el concejal Xiao Varela dejó en el aire a mediados del mes pasado que finalmente se vayan a emplear los elementos que están guardados en un almacén municipal, que en todo caso explicó que se reutilizarían en otro punto de la ciudad.

Furgoneta al agua
Además de las dos muertes por ahogamiento de marzo, hace exactamente un mes una furgoneta del servicio de mantenimiento del túnel de la propia Marina y O Parrote que estaba estacionada en la zona cayó al agua tras un supuesto incidente posiblemente con el sistema de frenado de la misma, aunque no hubo daños personales ya que el conductor se encontraba realizando tareas en el interior de los pasos subterráneos.


La decisión de colocar un banco corrido suscitó diversidad de opiniones entre los ciudadanos ya que algunos consideraban que no era necesaria una medida de este tipo, pero el Gobierno municipal mantuvo firme su apuesta con el fin de evitar nuevos sucesos similares a los ocurridos el pasado mes de marzo y que provocaron la muerte a dos jóvenes, de 27 y 35 años..

La Marina continúa sin bancos tres meses después del primer ahogamiento