El Reino Unido no logrará erradicar la pobreza infantil antes de 2020

El el asesor de Pobreza y Movilidad Social del Gobierno, Alan Milburn. EFE/Archivo
|

El objetivo del Gobierno británico de erradicar la pobreza infantil antes de 2020 "no se logrará con total probabilidad", según un informe divulgado hoy, que indica que dos tercios de niños considerados pobres vienen de familias trabajadoras.

El documento, elaborado por el asesor de Pobreza y Movilidad Social del Gobierno, Alan Milburn, alerta de que el Reino Unido sigue teniendo "altos niveles de pobreza infantil y bajos niveles de movilidad social", con un elevado número de menores procedentes de familias trabajadoras sumidos en la "pobreza absoluta".

Dos tercios de esos niños considerados oficialmente pobres provienen de hogares en los que al menos uno de los padres trabaja, y en tres de cada cuatro de esos casos, al menos uno de los progenitores trabaja a tiempo completo, según este informe.

"Los problemas relacionados del alto desempleo juvenil y los decrecientes estándares de vida" son causa de problemas de cara al futuro, advierte el documento, al considerar "que muchos de los niños de hoy afrontan la perspectiva de tener estándares de vida más bajos que los que tenían sus padres cuando estaba creciendo".

Entre las principales recomendaciones, el informe insta al Ejecutivo a poner fin al desempleo juvenil a largo plazo aumentando las oportunidades educativas y salariales y a lograr un salario mínimo más elevado.

"Al igual que el Gobierno británico se ha centrado en reducir el déficit financiero del país, ahora tiene que redoblar sus esfuerzos para reducir el déficit de justicia de nuestro país", dice el documento, encargado por el viceprimer ministro británico, el liberaldemócrata Nick Clegg.

También considera que los empleadores deben proporcionar niveles mínimos de salario más altos y mejor preparación y desarrollo de carrera para sus trabajadores.

En declaraciones hechas hoy a la cadena pública BBC tras la divulgación del informe, Milburn consideró que la pobreza ha dejado de ser un problema solamente de los parados e indicó que los padres trabajadores de este país "simplemente no ganan lo suficiente para escapar a la pobreza".

Para paliar el problema, opinó que los subsidios que reciben los pensionistas más acaudalados del Reino Unido deberían ser recortados, pese al compromiso del primer ministro británico, David Cameron, de salvaguardar esos beneficios sociales hasta las próximas elecciones generales, y que tendría que elevarse el salario mínimo.

Este asesor recordó que alrededor de cinco millones de personas en el Reino Unido, principalmente mujeres, están ganando menos que el sueldo base para vivir, que se sitúa actualmente en unas 7,45 libras (8,7 euros) por hora trabajada.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) reveló ayer que el desempleo en el Reino Unido descendió en 18.000 personas entre junio y agosto de este año, lo que sitúa la tasa del paro en el 7,7 %.

El Reino Unido no logrará erradicar la pobreza infantil antes de 2020