Los Bomberos extinguen un fuego que calcinó cinco mil metros cuadrados del monte Alfeirán

El Ideal Gallego-2019-09-07-005-07c6c2cd
|

Los bomberos extinguieron el que pasa por ser el mayor fuego forestal al que se han enfrentado en lo que va de verano, con la particularidad de que no se encontraba en A Coruña, sino en Culleredo. Los servicios de extinción municipales acudieron a primera hora de la mañana al monte Alfeirán y, tras tres horas de lucha, consiguieron sofocar el incendio que se había producido en una zona de matorral y que amenazaba a una zona bastante urbanizada. Antes de ser apagado, el fuego abrasó cinco mil metros cuadrados de terreno. 

Los bomberos fueron alertados a las ocho y media de la madrugada. Minutos antes, uno de los residentes de la zona había salido a la calle para coger el coche y dirigirse a su lugar de trabajo cuando descubrió el humo y las llamas, ya muy cerca de su casa. Inmediatamente alertó a los vecinos y cogió un extintor. Otros residentes de la zona lo imitaron y para cuando llegaron los bomberos, se encontraron con varios de ellos usando extintores o mangueras de jardín para combatir las llamas. “Sobre todo, intentaban impedir que se acercara a sus casas, mojar un poco el terreno”, explicó un bombero. 

El problema era cuando el fuego ya era sólido y se necesitaban verdaderos medios de extinción. Pero, a pesar de tratarse de un incendio forestal, en ese momento la Xunta no podía enviar brigadas a ese punto. Tampoco hicieron acto de presencia los Bomberos de Arteixo, por lo menos hasta más tarde, de manera que las labores recayeron sobre los bomberos municipales, puesto que se encontraba muy cercana al término coruñés y podía extenderse si no se atajaba pronto. 

Al final, fue necesario emplear 12.000 litros de agua y dos horas de trabajo para sofocar las llamas, que quemaron un terreno sobre todo de matorral. Ninguna de las casas de la urbanización resultó afectada, aunque muchos vecinos vieron con preocupación como las llamas se acercaban a su propiedad. A las diez y media todo había terminado.  

Inusual 
Por otro lado, los expertos coinciden en reconocer que el incendio es inusual: aunque septiembre es la época del año en que más incendios forestales se declaran en A Coruña, el de ayer comenzó muy pronto, cuando el sol todavía no pegaba con fuerza, y los anteriores días han sido poco calurosos, a menudo nublados. 

“En general, el monte está frío”, explicó un bombero. Así que queda por aclarar cómo pudo provocarse el fuego, ya fuera de forma intencionada o accidental. En todo caso, el hecho de que se haya declarado en el término municipal de A Coruña permite mantener una estadística muy baja de incendios forestales este año, siguiendo una tendencia que se mantiene desde hace varios veranos, a pesar de que las condiciones climatológicas que estamos viviendo actualmente preocupan a los expertos. 

Fuerte viento del noroeste 
Hay que tener en cuenta que estos días sopla y fuerte viento del noroeste, sobre todo por las tardes y, en realidad, si el incendio se hubiera declarado más avanzado el día podría haber sido más difícil de sofocar. 

Por esa misma razón, las autoridades aconsejan extremar las precauciones estos días, mientras se mantengan estas condiciones meteorológicas, porque cualquier pequeño fuego puede descontrolarse rápidamente mientras sople el viento.

Los Bomberos extinguen un fuego que calcinó cinco mil metros cuadrados del monte Alfeirán