Torra avisa de que no aceptarán las sentencias de un “juicio injusto”

Torra se dirige a los asistentes a un acto organizado por los independendistas | aec
|

El presidente catalán, Quim Torra, advirtió ayer de que, “por dignidad y conciencia”, no se podrán aceptar las sentencias de un “juicio injusto” contra políticos independentistas, y pidió una gran movilización en la Diada del 11-S que “vuelva a dejar boquiabierto al mundo”.
En un discurso durante su participación en un homenaje y ofrenda floral en El Poal (Lleida) a Antoni Desvalls, marqués de Poal, quien lideró las tropas catalanas durante la Guerra de Sucesión, Torra hizo un “llamamiento por la república y por la dignidad”.
“Si empezamos con un 11-S donde toda la ciudadanía de Cataluña, esta parte mayoritaria de la ciudadanía de Cataluña que quiere avanzar republicanamente, que se basa en los valores republicanos, que son los valores de siempre de Cataluña, de la paz, la democracia y la convivencia, si sobre esos valores nosotros hacemos una gran Diada que vuelva a dejar boquiabierto al mundo, podremos encarar los próximos meses. Y los próximos meses os volveremos a necesitar”, señaló ante los asistentes.
El presidente de la Generalitat remarcó así que “se deberá afrontar un juicio injusto, que es una farsa contra nuestros políticos, contra ciudadanos de Cataluña que el único crimen que cometieron fue permitir al pueblo de Cataluña que votara”.
El mandatario catalán recordó que se deberán afrontar próximamente “meses decisivos de la historia de Cataluña y todo volverá otra vez a depender de nosotros mismos, de los catalanes, siempre ha sido así”.
Por su parte, el expresidente de la Generalitat y líder de Junts per Catalunya (JxCat) Carles Puigdemont viajó ayer a Escocia para participar en el fórum internacional Beyond Borders, que se celebra este fin de semana, según anunciaron a Efe fuentes de la Generalitat. Invitado por los organizadores del evento, Puigdemont participará mañana en un coloquio en dicho foro, a las 15.00 horas, bajo el título “Where now for Catalania and Europe” (Hacia dónde van Cataluña y Europa).
Este es el primer viaje de Puigdemont a un tercer país desde que regresó a Bélgica a finales del pasado meses de julio procedente de Alemania, donde permaneció cuatro meses.
Mientras, el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, fue increpado ayer mientras navegaba en Menorca. Varios tripulantes de otro barco lo reconocieron y empezaron a insultarle al grito de “ladrón” o “cobarde”.l

Torra avisa de que no aceptarán las sentencias de un “juicio injusto”