Las excavadoras “cercan” la casa consistorial

Menos de una semana ha transcurrido desde que cinco formaciones políticas de diverso signo intentasen, democráticamente, eso sí, plantarse en el interior de la casa consistorial de Oleiros (todas lo han conseguido, por cierto, con mayor o menor fortuna) y ahora otra “amenaza” parecer cernirse sobre el emblemático edificio.


Excavadoras, palas mecánicas y todo tipo de enseres de construcción (destrucción, más bien) han tomado el centro urbano de la capital del municipio y cercan la plaza de A Rabadeira. Pero que no cunda el pánico, aunque el panorama que se presenta a los ojos de los vecinos es más bien poco agradable, nada más lejos de un “golpe” al orden constitucional.

Todo es mucho más prosaico. Se trata de una coincidencia, en el tiempo, de tres proyectos. Dos urbanísticos y uno de mejora de infraestructuras. Los primeros en la propia plaza de A Rabadeira y en la vecina carretera de Santa Cruz; el segundo en la calle de Miraflores.

Inversión
En A Rabadeira se está llevando a cabo, con una inversión económica de 700.000 euros, la apertura de nuevas calles, completar los espacios vacíos ubicados en el entorno del edificio consistorial y la construcción de cuatro bloques de viviendas de bajo, dos plantas y bajo cubierta.
El proyecto constructivo contempla que los inmuebles flanqueen los cuatro lados de la plaza por lo que ya se han demolido tres viviendas unifamiliares, garajes y varios cobertizos.

Actuación
La actuación también incluye la construcción de una zona destinada a pistas deportivas e instalaciones acuáticas. Lo que sí se va a respetar son las especies árboreas que tengan cierta importancia ambiental.

La segunda obra en importancia, económica especialmente, es la que se lleva a cabo en la calle de Miraflores. Allí la Diputación, a través del Plan de Obras y Servicios (POS) 2018, repara las sendas peatonales, al tiempo que aprovecha para renovar la red de saneamiento.

Carretera
La última ejecución es la que afecta a una vivienda unifamiliar, ubicada en uno de los márgenes de la carretera que une Oleiros con Santa Cruz.


El propietario ha decididodemolerla y una pala excavadora es la encargada de llevar a cabo el encargo.

La relación de proyectos constructivos que se están llevando a cabo en la propia parroquia de Santa María de Oleiros no finaliza con las tres comentadas hasta ahora.


Se encuentra un poco alejada de la “zona cero” pero también afecta a los residentes de la capital del municipio.


Se trata de una senda peatonal que enlazará esta localidad con la de Santa Cruz. Es una obra que lleva a cabo el Gobierno provincial y que está previsto que mejore la comunicación entre dos de los núcleos con mayor población del municipio.

Las excavadoras “cercan” la casa consistorial

Te puede interesar