“Ni la crisis ni los recortes han impactado en la salud, pero sí en la angustia”

El Ideal Gallego-2014-01-15-009-92183558

Lo que pusieron ayer sobre la mesa los especialistas en sanidad no lo aprobó ningún ministerio. Los participantes del foro sobre la integración de los servicios sanitarios que tuvo lugar en el Colegio Médico hablaron de experiencias clínicas acometidas en su radio de acción, que implicaron mejoras en los resultados sin desembolso económico alguno.
 

Aparte de madrid donde están bastante despistados, esta política no es compartida por otra autonomía

El catedrático de Economía, Vicente Ortún, explicaba que todos estos adelantos a efectos prácticos tienen que ver con la sanidad coordinada. Cuando el especialista habla con el personal de Primaria y el ordenador abre el historial completo del paciente. Para evitar que los enfermos se mareen de una unidad a otra y haciendo pruebas innecesarias.

En este sentido, el entendido cree que el sistema sanitario en España “está bastante integrado” y sostiene que “no se puede tomar la parte por el todo” y atender un caso sin tener en cuenta al individuo en todas sus circunstancias, las médicas y también las sociales. Esta necesidad afecta, sobre todo, a pacientes “que empiezan a tener de todo”.

Sobre la privatización de la sanidad, Ortún lo tiene claro: “Tanto el PSOE como el PP tienen claro consolidar el estado de bienestar”, señalaba. En este aspecto, “aparte de Madrid donde están bastante despistados, esta política no es compartida por ninguna otra autonomía”. Añadía que la situación no está para privatizar la sanidad, aunque existan ya partes del sector externalizados como la limpieza, la seguridad o el cátering: “Tampoco hay que demonizar a los que ganan dinero si sirve para algo, ¿demonizamos entonces a Amancio Ortega?”.

En el debate que se fraguó en la sede del colectivo en Salvador de Madariaga, desfilaron casos como Castro Beiras y sus unidades médicas, ejemplos de integración como los que se dieron en el Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla, en un momento donde “ni la crisis ni los recortes han impactado en la salud, pero sí en la angustia”, indicaba el experto. De nombres que figuran en listas de espera y de millones de parados que se encuentran descolgados de la sociedad.

Eso es lo que le preocupa a Ortún. Y no el copago, siempre que sea “acumulativo, disuasorio y evitable”. Que se tenga en cuenta el nivel de renta y la carga de medicamentos de cada paciente. De ser así, al catedrático le parece justo porque se evita el consumo innecesario y obliga a pagar en caso de que uno opte por una solución más cara habiendo otra asequible.

Para Vicente Ortún, las máximas prioridades tienen que ser la educación y las políticas de empleo, “para que los jóvenes no dependan de sus padres” y “se puedan ir bien lejos”. Porque el talento, sentenciaba, siempre tuvo la característica de ser independiente.
 

“Ni la crisis ni los recortes han impactado en la salud, pero sí en la angustia”

Te puede interesar