Cinco mil patos de goma tiñen de amarillo el río Arlanzón por el Alzheimer

Los vecinos del municipio vallisoletano de Tordesillas durante la manifestación que han realizado hoy en la Plaza Mayor. EFE
|

 Cinco mil patitos de goma han teñido de amarillo esta tarde el río Arlanzón a su paso por la capital burgalesa para recaudar fondos y sensibilizar sobre la necesidad de atender a los enfermos de Alzheimer.

La iniciativa ha partido de la Asociación de Familiares de Alzheimer de Burgos (AFABUR), que ha contado con el apoyo del Ayuntamiento de la ciudad y varios colectivos, además de los setenta voluntarios que se han encargado de arrojar los patos de goma al río, asegurarse de que no se quedaban varados en las orillas y recogerlos unos cientos de metros después.

Cada patito llevaba un lazo verde y un número que se corresponde con una tarjeta vendida por tres euros desde hace unos días, para ayudar a mantener los dos centros de asistencia y la ayuda domiciliaria que gestiona la asociación.

La presidenta de AFABUR, Eloisa Bellostas, ha explicado que han querido utilizar esta forma de llamar la atención sobre una enfermedad que afecta a miles de personas en todo el mundo porque "es algo inocente y un espectáculo para todas las edades".

Los cinco mil patos de goma se han soltado sobre el río mediante una gran lona plegada y han sido recogidos a unos cientos de metros para ser devueltos a los que han colaborado con la compra de tarjetas.

Los doscientos primeros en llegar a la meta han tenido un premio, gracias a la colaboración de más de un centenar de empresas, que han donado desde viajes de un fin de semana a algunos balnearios de lujo hasta ramos de flores o bonos para comprar ropa.

Cinco mil patos de goma tiñen de amarillo el río Arlanzón por el Alzheimer