Anquela: “El fútbol me lleva matando mucho tiempo y aún no he muerto”

El técnico criticó el VAR, que unas veces funciona y otras no | quintana
|

Anquela sigue tocado pero parece que no hundido. Antes de empezar la rueda de prensa, ya se defendió. “Que no estoy cabizbajo, cojones, que siempre estáis con la misma historia”, dijo tras escuchar cómo un periodista introducía la comparecencia.

“Es evidente que el empate nos sabe a poco, que a razón de lo que ha podido ser el partido hemos merecido más, pero nos sabe a bastante poco”, declaró el míster blanquiazul.

Preguntado sobre su futuro, dijo que a él es una cuestión que no le “compete”. “Lo único que tengo que hacer es trabajar, vivo por y para esto, no me han regalado nada, sigo con la ilusión del primer día, cabizbajo jamás, pero un poco triste porque el trabajo de los futbolistas no se ha recompensado como tenía que haber sido”, advirtió.

“A mí hasta ahora lo que me ha demostrado este club es una confianza en mí tremenda, que nosotros no hemos correspondido porque los resultados ahí están, pero no hemos dejado de trabajar ni un día y la cabeza siempre la llevaremos alta. Esta es nuestra profesión, la amamos y respetamos, y luego, que sea lo que sea porque esto funciona así. Los entrenadores siempre estamos con problemas y ahora yo lo estoy con razón”, confesó.

“Os lo digo de verdad, a mí esto me está matando, yo soy demasiado responsable, vivo por y para esto y no le estoy dando al Deportivo lo que el Deportivo me está dando a mí. Soy una persona ganadora. Quiero ver lo que se ha visto en muchas fases de este partido, un equipo intenso. Otros días hemos reaccionado con el marcador en contra, hoy hemos hecho un partido relativamente bueno con una mochila que llevamos los futbolistas en las piernas que pesa mucho y que se llama responsabilidad por los pocos puntos que llevamos. Siento a la afición no darle ni una alegría en diez jornadas, siento la gente que trabaja aquí, pero pelearé y lucharé”, abundó el jiennense.

“Cuando vienen momentos malos, hay que seguir trabajando, ponerte el chubasquero y esperar que deje de llover”, insistió antes de descartar una dimisión. “Eso no. El fútbol me lleva matando mucho tiempo y todavía no me he muerto. Aquí espero sobrevivir, pero si no sobrevivo, mala suerte”.

“Lo que me está matando es no dar esa alegría a la afición y los que mandan, porque las caras que tienen los pobres…”, añadió Anquela. “Hemos tenido mil problemas, no me he quejado. Con estos al fin del mundo. Si vienen conmigo, bien”, concluyó.

Anquela: “El fútbol me lleva matando mucho tiempo y aún no he muerto”