El Barça prioriza ganar a tener el balón ante el Rayo de Paco Jémez

La histórica racha del Barça, que suma 34 partidos sin perder, a examen en Vallecas reuters
|

 

El Rayo recibe al Barcelona en un duelo al que ambos equipos llegan con el mismo objetivo de ganar aunque por motivos dispares y opuestos, como es escapar del descenso en los locales y afianzar el liderato en los visitantes, un triunfo que buscarán desde una filosofía pareja y desde la posesión del balón en una batalla que podría ser clave.
De sobras es conocido el gusto por atacar con el balón del Barcelona, una idea de juego cuyas bases se remontan al ‘Dream Team’ de Cruyff y que se perfeccionó en la etapa de Pep Guardiola y sigue teniendo continuidad, con matices, con Luis Enrique. Pero en el Rayo de Paco Jémez piensan igual y, no solo eso, sino que en anteriores duelos en Vallecas tuvieron más el balón que el Barça, y siempre buscando la verticalidad y el área contraria.
Salvo sorpresa, este será de nuevo el escenario de un choque entre Rayo y Barça, entre dos equipos concebidos para atacar a través de la posesión y que sufren más acumulándose atrás que no corriendo a presionar arriba para recuperar el balón y atacar con el rival desprevenido.Visto lo visto en los últimos enfrentamientos, pintados de blaugrana pese a sufrir más o menos los catalanes, podría aparecer esa sorpresa.
Y es que el Rayo, en mayor o menor medida, debe buscar algún aporte táctico distinto que le permita busca hacer daño a un Barça que sí, que sufre por tener el balón ante ellos, pero que ha evolucionado y ahora está más cómodo jugando rápido y directo pese a tener menos el control de la posesión. Y, además, ha logrado grandes resultados contra los vallecanos, que una vez más tienen poco margen de puntos respecto al descenso. Volver a salvarse, volver a recibir elogios, puede pasar por dar la campanada ante el Barça.
De hecho, el propio Luis Enrique se deshizo en elogios hacia la voluntad ofensiva de Jémez, quien es el Cruyff del Rayo en cuanto a que ha sido él y solo él quien ha instaurado esa forma de jugar en Vallecas. Pero en los elogios del asturiano también hay recelo, un viso de respeto hacia un equipo que pese a las últimas goleadas blaugranas siempre les pone en apuros. 
Sin Dani Alves sancionado, pero con el resto de jugadores a su disposición, Luis Enrique podrá jugar con la plantilla para administrar el esfuerzo en vistas al partido en Eibar del domingo y antes de descansar la próxima semana. Por contra, el Rayo tiene más bajas, pues se añaden a la lista de ausentes tanto Pablo Hernández, con una rotura fibrilar en el aductor derecho, y Miku, con una microrrotura en el bíceps femoral izquierdo.

El Barça prioriza ganar a tener el balón ante el Rayo de Paco Jémez