En busca del equilibrio total

28 septiembre 2015 Baloncesto Trofeo Teresa Herrera Leyma Basquet Coruña-Club Ourense Baloncesto 89-79
|

 

El Leyma Basquet Coruña afronta esta noche un derbi ante el Ourense al que llega con una sola victoria más que el rival, pero con una enorme diferencia de sensaciones.
El equipo que dirige Tito Díaz ha ganado siete de sus últimos nueve compromisos –las derrotas fueron en Oviedo, tras prórroga, y en la cancha del líder, el Palencia– y, además, ofreciendo una excelente imagen, también en las dos derrotas.
El último triunfo, la pasada semana ante el segundo clasificado, un Melilla que se presentaba en Riazor con cinco éxitos encadenados, certificó la mayoría de edad del baloncesto de la ‘marea naranja’, tras un inicio de temporada marcado por los reveses en los últimos instantes de casi todos sus partidos.
Así pues, el derbi llega en el mejor momento para el Leyma y en el peor para un COB que la pasada jornada cerró con apuros ante el cocinas.com (74-72) una racha de cuatro derrotas seguidas. Pero, al margen de la marca, es un equipo casi a la deriva tras la marcha, en Navidades, de Danny Agbelese al Gipuzkoa.
La zozobra del conjunto del sur de Galicia la personaliza Kyle Rowley. Tras su magnífico curso pasado con el Leyma, los números del pívot caribeño han pegado un enorme bajón (promedia 4.4 puntos y 5.4 rebotes) y, lo más grave es, según cuentan en Ourense, que su temperatura anímica está bajo cero.
El liderazgo sobre el parquet es cosa de la pareja exterior titular, el base Pedro Rivero (13.0 tantos, 2.2 rechaces y 2.7 asistencias) y el escolta bosnio Diego Kapelan (14.1, 2.3 y 1.6). El ‘viejo rockero’ Guillermo Rejón (8.7, 4.3 y 2.4) es, ahora mismo, el elemento fiable en la pintura, ya que el ala-pívot bielorruso Maksin Salash (6.8 puntos y 3.8 rebotes), es un jugador de perfil más bajo que los interiores del Leyma, a los que hoy se unirá Tomas Hampl, siempre que el resfriado con que llegó a A Coruña el miércoles, no se lo impida.
Estadísticamente, el COB tampoco sale demasiado bien retratado. Es el segundo peor de la Liga en triples (30.2%), el tercero peor en valoración (66.3), el cuarto peor en rebotes (30.2) y el peor en asistencias (9.5) y tiros libres (66.7%). Dos cuartos puestos, en tiros de dos (52.3%) y robos (8.7), son lo más notable del bloque ourensano.
Aun así, los pupilos de Tito Díaz no deben confiarse ni un ápice, entre otras cosas porque un derbi siempre es un partido diferente. Pero si son fieles a su filosofía y mantienen la inercia    de los dos últimos meses, lo tendrán todo de cara para igualar su balance con un 9-9 que a mediados de noviembre (1-7) era algo más que una utopía.

En busca del equilibrio total