La Diputación destina diez millones de euros para ayudar a autónomos afectados por la pandemia

Presentación de las ayudas de diez millones de euros por parte de la DIputación de A Coruña
|

La Diputación de A Coruña destinará diez millones de euros para la recuperación económica de los autónomos de la provincia afectados por la pandemia del coronavirus y que se han visto obligados a cerrar sus negocios. Así lo anunciaron ayer el presidente de la Diputación, Valentín González Formoso; el diputado responsable del área de Empleo, José Ramón Riobóo; y el diputado de Patrimonio y Contratación, Xosé Lois Penas en una rueda de prensa celebrada en las instalaciones coruñesas.

Esta ayuda se encuentra inscrita dentro de una nueva línea del Programa de Empleo Local (PEL) para la recuperación económica. En su intervención, González Formoso puso en valor el “trabajo enorme” realizado por la institución para ayudar a los más afectados por el coronavirus, algo que “no fue nada fácil” por las limitaciones que tienen administraciones provinciales para emplear sus fondos. “Teníamos varios condicionantes y buscábamos la coordinación con la Xunta pero no obtuvimos respuesta”, apuntó.

Esta línea, para la que han puesto todo su esfuerzo durante tres meses y de la que se muestran orgullosos, parte de la premisa de “apoyar en la medida de lo posible a los autónomos de la provincia” que, en total, son 83.000 profesionales. Asimismo, el presidente de la Diputación aseguró que es un plan “objetivo”, ya que el reparto a cada ayuntamiento se hará en función del número de autónomos que tengan. Así, los diez millones de la Diputación constituyen el 80% de este plan, cuyo 20% restante tendrán que completar los ayuntamientos interesados, explicó José Ramón Riobóo.

De 1.500 a 3.000 euros

Los gobiernos locales, detalló, tendrán de plazo hasta el 9 de octubre para adherirse a este plan. Los primeros destinatarios serán los autónomos que podrán optar a ayudas, en función de sus perjuicios, de entre 1.500 y 3.000 euros. Si los fondos lo permiten, indicó Riobóo, habilitarán ayudas para los empresarios que tuvieron que acogerse a un ERTE. Este reparto dependerá del alcance del problema, y es que los autónomos parten de los 1.500 euros, pasando por los 2.000 de ayudas si cuentan con un trabajador; 2.500 hasta cinco trabajadores y 3.000 si tienen seis o más empleados.

El sobrante, si lo hay, también irá destinado a los autónomos que perdieron hasta un 75% de su facturación, hasta llegar a los que tuvieron que acogerse al mencionado ERTE. Por su parte, el diputado de Patrimonio y Contratación, Xosé Lois Penas, destacó que este plan tiene como pilares básicos la “empatía” y la “solidaridad” pese a las “piedras en el camino” que se han encontrado.

Formoso recalcó el enorme esfuerzo que ha supuesto llegar a este punto, y es que “en 2015 esta línea de ayudas conllevaba 1.300.000 euros, por lo que ahora se puede decir que es un apoyo responsable y apegado a la realidad, aunque no todo lo ágil que nos gustaría”, dijo.

Esta nueva línea dentro del Programa de Empleo Local (PEL) es una continuación de la anterior, que si se suma la cantidad aportada ofrece un beneficio de 20 millones de euros para los autónomos de la provincia de A Coruña. “Las administraciones tenemos que estar a la altura de las circunstancias”, concluyó el encuentro el diputado de Patrimonio y Contratación, Xosé Lois Penas.

La Diputación destina diez millones de euros para ayudar a autónomos afectados por la pandemia