El Gobierno y el PP se enzarzan por el rey en vísperas de su visita con Sánchez a Barcelona

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Rey Felipe VI, durante la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes | ep
|

La figura del jefe del Estado sigue siendo objeto de controversia entre el Gobierno y el PP, enzarzados un día más por la utilización política de Felipe VI en vísperas de su visita a Barcelona, que el Ejecutivo inscribe en la “normalidad” pese a las críticas de “comunes”, Unidas Podemos e independentistas.

Ya desde primera hora el líder del PP, Pablo Casado, arremetía contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al acusarle de asediar y despreciar al monarca, al que defendió porque gracias a él, recalcó, “se paró el golpe de Estado en Cataluña”.

Asimismo, Casado descartó que el rey Felipe VI tenga que dar explicaciones por lo que hiciera su padre, el rey Juan Carlos I, al que también defendió “con sus luces y sus sombras”.

Ya por la tarde, el senador del PP Bienvenido de Arriba ahondó en estas críticas en el pleno del Senado cuando denunció el “autoritarismo” del Gobierno al exigir al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que aclarara por qué vetó la presencia del rey en la entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona.

Campo acusó a su vez al PP de “debilitar” la Corona por utilizarla como “arma arrojadiza” y “ariete político” y le alertó de que esta táctica es “un mal camino para fortalecer la democracia”, porque “de tanto jugar y tanto arremeter podemos hacer daño a instituciones que no queremos”.

Entre tanto, desde la Moncloa, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, manifestó que la presencia del rey en Barcelona junto a Sánchez, el próximo viernes, con motivo de la New Economy Week, responde a un signo de “normalidad y naturalidad”.

Sin representación del Govern
Por su parte, la portavoz del Govern en funciones, Meritxell Budó, anunció que ningún miembro del Ejecutivo catalán asistirá el viernes al acto con el Rey Felipe VI en Barcelona, en el que también participará el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

“El Govern sólo espera que el Rey de los españoles se disculpe por su discurso partidario e incendiario del 3 de octubre de hace tres años. En los actos donde haya la presencia del Rey, el Govern no estaremos presente”, dijo en la rueda de prensa.

Asimismo, Budó afirmó que tampoco está sobre la mesa reunirse con Sánchez.

El Gobierno y el PP se enzarzan por el rey en vísperas de su visita con Sánchez a Barcelona