Repatrían a Portugal los cadáveres de los marineros muertos en el naufragio del barco “Mar Nosso”

|

Los cadáveres de los tres marineros portugueses fallecidos en el naufragio del pesquero “Mar Nosso” en la costa asturiana fueron repatriados ayer a la localidad de Vila do Conde, de la que eran naturales.
Los tres cuerpos iniciaron viaje en otros tantos coches fúnebres desde el tanatorio de Cabueñes hacia Vila do Conde, una localidad situado a unos 30 kilómetros al norte de Oporto, poco después de que partiera el autobús con una decena de familiares que habían llegado el pasado viernes hasta Gijón para hacerse cargo de los cadáveres.
Los siete supervivientes del naufragio del “Mar Nosso”, cinco de ellos gallegos, regresaron el pasado viernes a casa tras recibir el alta médica en los hospitales de Gijón y Burela, donde estaban internados. Los gallegos son José Martínez Calo, de Marín; Francisco Pereira Iglesias, de Bueu; Jesús Álvaro González, de Marín; Rafael Meixide Rodríguez, de Marín; y Francisco Manuel Alvite, de Vilagarcía.
Así, el viernes cuatro heridos, tres gallegos y un portugués, abandonaron las dependencias sanitarias sin hacer declaraciones a los periodistas que esperaban en las inmediaciones de ambos hospitales mientras que sus tres compañeros de tripulación evacuados a Celeiro, en Lugo, regresaron también a sus domicilios tras ser sometidos a observación médica.

causas
Tres días después del hundimiento del pesquero gallego, con bandera portuguesa y base en Marín, siguen sin conocerse las causas que pudieron provocar el naufragio en un día de mar en calma en el que el “Mar Nosso” realizaba sus últimas capturas de la costera de xarda al haber agotado el cupo asignado.
El gerente de los armadores de Marín, Juan Martín Fragueiro, señaló que el barco navegaba con normalidad hasta que se perdió su señal en un día con la mar en calma, por lo que pidió evitar especulaciones sobre lo ocurrido hasta que el martes la Capitanía Marítima de Avilés inicie la investigación del suceso.
“Los que realmente saben lo que ha ocurrido son los tripulantes que estaban en el barco”, dijo Martín, que estaba desde el viernes en Gijón junto al armador del buque, Claudino González. Ambos visitaron a los heridos con los que prefirieron no hablar todavía de lo ocurrido.
La tripulación del “Mar Nosso”, compuesta por cinco gallegos y siete portugueses, fue socorrida, en un primer momento, por el pesquero “Mar da Galega” tras comprobar que había dejado de recibir en el radar su señal cuando faenaba en aguas cercanas. A su llegada a la zona, la tripulación del “Mar da Galega” constató que el pesquero estaba volcado y logró rescatar a los siete tripulantes que lograron sobrevivir más de una hora en el agua agarrados a maderas o cajas o subidos a la quilla sin chalecos salvavidas.

Consternación
Tras conocer el suceso, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró “consternado” y trasladó en un comunicado sus “más sentidas condolencias” a familiares y amigos. Garantizó que las administraciones trabajan “de manera coordinada y con el máximo esfuerzo para hallar a las personas desaparecidas”. Asimismo, se mostró convencido de que, “en estos momentos de pesar para Portugal, Galicia y España, y para un sector como es el pesquero, de hondo arraigo e importancia en nuestras sociedades”, los familiares de los fallecidos, desaparecidos y heridos “han de verse acompañados por la solidaridad de los españoles”.
De igual modo se expresó la conselleira do Mar, Rosa Quintana, quien envió desde Baiona un mensaje de consuelo a los afectados, con quienes Galicia “está con ellos”. n

Repatrían a Portugal los cadáveres de los marineros muertos en el naufragio del barco “Mar Nosso”