El arzobispo de Sevilla destaca el dolor en Europa por los fallecidos en el avión

GRA493. SEVILLA 12/05/2015.- Vista general del funeral que se ha celebrado hoy en la catedral hispalense por los cuatro fallecidos al estrellarse, el pasado sábado, un avión militar A400M de Airbus a una milla del aeropuerto de Sevilla San P
|

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, resaltó ayer la pena extendida por España y Europa por el fallecimiento de los cuatro miembros de Airbus el pasado sábado en el accidente de un avión militar A400M cerca del aeropuerto sevillano, cuyas exequias ofició en la catedral.
Durante la ceremonia por las cuatro víctimas mortales –uno de ellos el coruñés Manuel Regueiro Muñoz–, Asenjo subrayó “la pena honda” y el “dolor personal y colectivo” que se extendieron desde Sevilla a España entera y a Europa, donde “todos se suman al llanto de sus familiares y compañeros por la muerte en acto de servicio de cuatro profesionales”.
A la celebración religiosa, que se desarrolló en la nave de crucero presidida por el altar del Jubileo del templo, asistieron el ministro de Defensa, Pedro Morenés; la presidenta de la Junta, Susana Díaz; el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; y los embajadores de Francia, Alemania y el Reino Unido, además de la corporación municipal, entre otras autoridades.

representación
El presidente de Airbus España, Fernando Alonso, encabezó la representación de la compañía en el servicio religioso, al que asistieron otros directivos de la empresa aeronáutica, así como compañeros y familiares del piloto, el copiloto y los dos ingenieros fallecidos.
Por otro lado, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) retiró ayer de forma temporal el permiso de vuelo a los aviones de transporte militar A400M de la empresa Airbus, que mantendrá sus planes de producción, mientras se aclaran las causas del accidente.
El primer vuelo de prueba tras el siniestro, programado antes de la retirada del permiso, partió a primera hora de la tarde de Toulouse (Francia) y aterrizó poco después de las 16.30 horas en el aeropuerto sevillano de San Pablo, con el principal responsable de este programa, Fernando Alonso, a bordo.
Morenés informó de que el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial –encargado de dar el certificado de aeronavegabilidad– ha retirado temporalmente el permiso de vuelo a los aviones en fase de ensamblaje hasta que se aclaren las causas de lo ocurrido. “Es evidente que por razones de prudencia y hasta que no se sepa el resultado de la investigación no conviene que los aviones que están en producción puedan volar sin saber qué es lo que ha pasado, y esto es una razón de prudencia objetiva, no es que sepamos ya algo sobre lo que ha pasado en el avión”, dijo.

más aparatos
Un portavoz de Airbus indicó en París que en lo que va de año se han entregado dos aparatos del A400M, uno al Reino Unido y otro a Malasia, y aseguró que está previsto entregar otros doce más en este ejercicio.
“La planificación es la misma” que había antes del accidente de Sevilla, añadió el portavoz, que recordó que en la actualidad hay 20 unidades del A400M en diferentes fases de ensamblaje en la factoría de Sevilla. El avión que voló de Toulouse a Sevilla es el modelo MSN-4, es decir, el cuarto de los cinco de estos aparatos que Airbus utiliza para pruebas, y a bordo del mismo han volado el presidente del programa A400M, Fernando Alonso, en calidad de ingeniero de pruebas, e Ignacio Lombo, jefe de pilotos de Airbus Defence and Space.
Por otro lado, el Gobierno andaluz subrayó ayer que todos los pasos que se den en el programa A400M tienen que estar “guiados por la cautela”, pues se trata de un proyecto “estratégico” para Andalucía, España y Europa, según dijo el portavoz del Ejecutivo autonómico, Miguel Ángel Vázquez.
Respecto al impacto económico de este programa, el catedrático de Economía y director del departamento de Economía de la Universidad Loyola de Andalucía, Alejandro Cardenete, lo cifró en 597 millones de euros anuales para Andalucía.

El arzobispo de Sevilla destaca el dolor en Europa por los fallecidos en el avión