“Nuestra prioridad será controlar el gasto para aplicar el ahorro al bienestar”

|

El Ideal Gallego-2011-06-15-007-8f6fa740

  entrevista de l.f.

rosa gallego - hacienda y administración pública

Rosa Gallego estaba ayer en las oficinas municipales de la calle la Franja estableciendo una primera toma de contacto con el que en los próximos cuatro años será su lugar de trabajo. Carlos Negreira le ha encomendado la tarea de fiscalizar las cuentas municipales, un área en la que ya tiene experiencia, tras su paso por otros departamentos autonómicos.
—¿Cómo está siendo el “aterrizaje” en el Ayuntamiento?
—La impresión inicial está siendo buena y el recibimiento, estupendo, aunque toca un período de adaptación por el que aún estamos pasando.
—¿Supone un cambio sustancial el pasar de la administración gallega a la local?
—En principio, podría parecer que el cambio es bastante grande, pero, al final, el funcionamiento en ambas administraciones es parecido. En mi ámbito, se trata de abordar cuestiones muy técnicas, que yo conozco bien, por lo que, pasado el periodo de adaptación general, no será difícil trabajar en el día a día.
—Tendrá que coordinarse con Roberto Coira, que se encargará de la Concejalía de Hacienda.
—Efectivamente. Es un aval muy importante, porque Roberto Coira ya conoce el área, pues en la oposición ya se encargaba de ella: de los presupuestos, de los modificativos... Él es, digamos, ya de dentro, por lo que facilitará mucho el trabajo. Ahora, los dos estamos visitando juntos todos los departamentos para ponernos al día de la actualidad municipal, aunque él se encargará directamente del área de Hacienda.
—El gobierno municipal saliente siempre presumió de haber dejado unas cuentas saneadas, de haber reducido la deuda y de haber podido congelar los impuestos durante dos años consecutivos. ¿Con lo que ha podido observar hasta el momento, podría confirmar estos datos?
—Todavía no estoy en condiciones de sacar esas conclusiones, porque todavía estamos realizando un diagnóstico de la situación financiera. Hay que ser cautos y esperar a ver que nos ofrecen los datos que vayamos obteniendo.
—¿Podría lastrar los conflictos urbanísticos pendientes de solución la situación financiera del Ayuntamiento?
—Eso es lo que trataremos de evitar. Es evidente que si algunas de las sentencias que hay pendientes llegan a materializarse, podrían suponer un lastre. Eso es, precisamente, lo que estamos viendo ahora: si hay cantidades pendientes por abonar, si esas cantidades están presupuestadas o no...
—¿Cuáles son los objetivos que se marca para los próximos cuatro años?
—En primer lugar, vamos a cumplir con el compromiso de austeridad marcado. La prioridad será controlar el gasto para poder aplicar el ahorro en cuestiones que repercutan en el bienestar de los ciudadanos. Intentaremos hacerlo con eficacia, proximidad al ciudadano y profesionalidad.


 

“Nuestra prioridad será controlar el gasto para aplicar el ahorro al bienestar”