El Ayuntamiento logra elevar a 10 millones el remanente de tesorería pese al gasto en obras

el alcalde, carlos calvelo, y la concejala maría josé riveiro quintana
|

El Ayuntamiento de Arteixo presupuestó para el ejercicio pasado 25 millones de euros a repartir en gastos de las diferentes concejalías. Además de esta previsión de gastos e ingresos, el gobierno local contaba con el “colchón” de diez millones de euros, con los que se cerró 2011, y, por tanto, con los que comenzó 2012.

El alcalde, Carlos Calvelo, manifestó desde el primer momento que la intención de su equipo era gastar esos ahorros en obras. Así, comenzó una serie de modificados de créditos que hicieron que el superávit se redujese hasta los cuatro millones de euros.

A lo largo de los doce últimos meses, el gobierno local llevó a diferentes sesiones plenarias hasta seis nuevas partidas devarios miles de euros.

No obstante, al mismo tiempo que sucedía esto, los ingresos por impuestos se iban haciendo efectivos. Del mismo modo que el arqueo de caja y otras labores de fiscalización, que elevaron el remanente de tesorería a los diecinueve millones de euros, mientras que el gasto que no se contemplaba en los presupuestos ascendía a más de nueve millones de euros.

 

Más de lo previsto

Arteixo es como una burbuja en medio de la crisis. Mientras muchas administraciones sufren los efectos de la caída de sectores como el inmobiliario, en el municipio que preside Calvelo, la industria se ha convertido en la salvaguarda económica.

Tanto el alcalde, como la concejala de Asuntos Económicos, María José Riveiro, señalaban hace ahora un año que el documento económico que habían elaborado era “prudente”. Sus cuentas presentaban una sucesión de ingresos que llegaría a los 24,9 millones de euros.

Ahora, desde el Ayuntamiento afirman que la liquidación presupuestaria del año refleja que la cifra total de los ingresos ha sido de 28,6 millones de euros. Es decir, más de tres millones que no se habían contado.

Las cuentas para 2013 detallan unos ingresos de 26,4 millones de euros, uno más que la previsión pasada y que responde a la revisión del ICIO o a sentencias como la del IAE de la refinería (A Coruña debe pagarle a Arteixo 2,3 millones).

En estas cuentas todavía no se han calculado futuros ingresos que le puedan llegar al erario por las empresas que se instalen en el Puerto Exterior. De hecho, en este sentido, desde el gobierno local consideran que el balance arteixán se estabilizará en 2014 con unos 26 millones de euros de ingresos.

A esta situación hay que sumar que a día de hoy el Ayuntamiento tiene deuda cero. Aunque en mandatos anteriores se mantenían una serie de créditos con los bancos y que desde los servicios económicos recomendaban conservar para no pagar las penalizaciones, el gobierno local decidió liquidar todas estas cuentas, para lo que empleó 1,2 millones de euros.

“Es importante ser conscientes de que el Ayuntamiento de Arteixo está acometiendo un programa importante de inversiones desde la tranquilidad que da tener una deuda cero”, manifiesta el mandatario.

En este punto, Calvelo añade que Arteixo “tiene asegurados sus ingresos debido a la cantidad de industria que tiene. Una característica única en toda el área”.

Estas declaraciones llegan una semana antes del pleno en el que se debatirán las alegaciones presentadas a los presupuestos de este año. En esta línea, desde la oposición han hecho hincapié en la cifra de gasto que plantea el gobierno local y en el incremento, tanto de la plantilla municipal como en las retribuciones del capítulo de personal.

El Ayuntamiento logra elevar a 10 millones el remanente de tesorería pese al gasto en obras