Detenido en Santiago por agredir sexualmente a una alumna japonesa

Vista de parte del campus sur de la Universidad de Santiago | aec
|

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a un varón como presunto autor de un delito de agresión sexual a una joven japonesa que se encontraba en la capital gallega en un curso de verano.
Según informó la Comisaría de Santiago, los hechos que se le atribuyen sucedieron el pasado día 21 de agosto sobre las 14.30 horas en el campus sur compostelano, tal como relató en su denuncia la víctima de esta agresión, una mujer de nacionalidad japonesa que se encontraba en la ciudad en un curso de verano.
Cuando la chica estaba sentada en uno de los bancos situados en las inmediaciones de los colegios mayores, un varón se sentó y comenzó a hablarle. “Al poco rato se arrimó a su lado y, de repente, se puso frente a ella, momento en el que bajó el pantalón comenzando a masturbarse”, relató la joven estudiante la Policía.
La joven intentó levantarse y marcharse, pero este individuo “la agarró fuertemente por un brazo y la sentó violentamente, impidiéndole irse”, añaden las mismas fuentes policiales, que señalan que “la víctima trató de empujarlo mientras el agresor la tocaba por la zona del torso”, lo que hizo que ella fuera incapaz de levantarse.
Por parte de la Comisaría de Santiago se puso en marcha un dispositivo para tratar de localizar al agresor, en el que se controlaron diversos puntos en las proximidades de los colegios mayores en diversas franjas horarias, con la colaboración de la empresa de seguridad privada de la Universidade de Santiago (USC).

Actitud de búsqueda
Fue precisamente en el transcurso de este operativo, concretamente el día 23, cuando a dos agentes les llamó la atención un vehículo que circulaba por las inmediaciones a poca velocidad.
Así, en el momento en el que un varón, que además coincidía con la descripción aportada por la víctima, “se baja de este y comienza a caminar por una zona poco transitada en las inmediaciones del observatorio en actitud de búsqueda, deciden realizar un seguimiento discreto”, indica la Policía. Cuando pasaron por la acera, las policías vieron “perfectamente” como esta persona, que se encontraba en un lateral del edificio, se había puesto en la cabeza un gorro de lluvia de color azul marino y, cuando una de ellas se acerca, observaron “como este varón se estaba tocando los genitales en actitud lasciva y sin ocultarse”. Al identificarse como policías el hombre emprendió la huida a la carrera y logró esquivar a las agentes.
Sin embargo, horas más tarde, cuando este hombre se aproximó a las inmediaciones del lugar en el que había estacionado su vehículo, fue detenido.

Detenido en Santiago por agredir sexualmente a una alumna japonesa