El puerto exterior será el banco de pruebas de prototipos para obtener electricidad del oleaje

El Ideal Gallego-2015-04-15-009-b97c3f09
|

El puerto exterior de Punta Langosteira en A Coruña desarrollará próximamente un proyecto experimental para probar diferentes prototipos que usarán la energía de las olas del mar para producir electricidad.
El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, avanzó ayer, con motivo de su participación en el primer Congreso Internacional de Baterías Metal-Aire, Mabic’15, que se celebra en A Coruña, que este proyecto es complementario al prototipo flotante impulsado en Vigo capaz de generar energía a partir de las corrientes de las mareas.
Sobre este último, dijo que augura un “futuro muy prometedor en energías renovables y el desarrollo del sector eólico”, ámbito en el que “Galicia está en la vanguardia”.
Si finalmente este prototipo puede llegar al mercado de la construcción, junto con sus diferentes equipamientos, podría ser una “oportunidad” también para el sector naval, remarcó Conde.
En relación al proyecto experimental en el puerto exterior de A Coruña, impulsado por el Instituto Energético de Galicia (Inega), el conselleiro recordó la apuesta de la Xunta por estas iniciativas que “permiten que Galicia sea referente en energías renovables”.
El proyecto, denominado Energy Mare y en el que colabora la Autoridad Portuaria de A Coruña, será desarrollado en la zona exterior de Punta Langosteira en un área de tres kilómetros cuadrados para probar distintos prototipos que existen para aprovechar la energía del oleaje.
Próximamente se promoverá que las empresas que tengan prototipos o dispositivos para tratar de aprovechar la energía del mar puedan probarlos en esta zona experimental, elegida por el Inega entre varias localizaciones de la costa gallega como la “más idónea” para realizar dichas pruebas, explican a Efe fuentes del proyecto.
La razón es que el puerto exterior cuenta con boyas desde hace más de diez años, cuando se inició su construcción, con cuya información se ha elaborado un catálogo y registro histórico de datos de oleajes e incidencias a causa del mismo que se pueden aprovechar para este proyecto.
Además, en el entorno se ubica el polígono de Sabón, donde hay industria en la que probar si realmente la energía del oleaje se puede convertir en energía eléctrica, lo que facilitaría esta tarea.
Durante su intervención en el Muncyt, que acogerá durante los próximos días este encuentro, Conde abordó la importancia del almacenamiento de energía en el futuro de la industria gallega al permitir fomentar nuevos más tecnológicos y eficientes.

El puerto exterior será el banco de pruebas de prototipos para obtener electricidad del oleaje