La Xunta garantiza la conexión a corto plazo de la Vía Ártabra con la AP-9

alberto nunez feijoo asiste a posta en servicio do treito I da Via artabra foto: ana varela
|

La Xunta “prioriza a conexión da Vía Ártabra coa AP-9 e para elo vai licitar a redacción do proxecto do tramo entre a N-VI e a AP-9”. Así respondió el diputado popular Gonzalo Trenor a las preguntas de la oposición durante el debate de la comisión segunda del Parlamento de Galicia  reunida a petición del BNG en demanda de la continuidad del proyecto de ejecución del proyecto según lo previsto en el trazado inicial, desde la A-6 hasta el Puerto de Lorbé, en Oleiros.
Para los nacionalistas, de no actuar conforma a lo establecido al principio, supone “incorrer nun investimento improdutivo”, pero para el PP los datos del estudio elaborado por la Xunta para determinar la evolución del tráfico en la Vía Ártabra “revelan que o treito entre a AP-9 e a A-6 non é prioritario para aas comunicacións entre a cidade de A Coruña e a súa área metropolitana”, resumió el diputado Trenor.
Desde el PP explicaron que el mismo estudio, realizado tras una proposición no de ley aprobada por la cámara d eO Hórreo en diciembre de 2011, “amosou que a continuación desta estrada desde a Nacional-VI ata a AP-9 provoca un efecto de descarga de tráficos de 22.0000 vehículos diarios que actualmente acceden a A Cporuña pola N-VI a a AC-211, mentras que a continuación da Vía Ártabra ata a A-6 atraería os fluxos de 4.400 nos dous sentidos, polo que non suporía unha mellora sustancial na rede de accesos a A Coruña”.

Reacción
La reacción de los nacionalistas a la exposición del diputado popular fue inmediata, pues para Jorquera la “oposición do PP a continuar co proxecto inicial” de la Vía Ártabra, del que solo se completaron dos de los cuatro tramos previstos, convierte la inversión realizada hasta la fecha “nun gran dispendio de cartos públicos”, en tanto la única manera de rentabilizar lo gastado en esta obra es completarla, ya que en este momento, el tramo I, inaugurado en septiembre, solo une parroquias, al finalizar en un punto colapsado, con retenciones kilométricas: la N-VI.
Francisco Jorquera apeló al consenso, a la unidad de todas las fuerzas políticas y sociales que en 2004 aprobaron el Plano Viario Comarcal para reclamar, como principales ejes vertebradores de la comarca, la Tercera Ronda y la Vía Ártabra, conectadas con la AP-9 y la A-6.
“Porén –añadió– o Goberno da Xunta do Partido Popular decidiu suprimir ese plan viario no ano 2009, renunciando conectar a Vía Ártabra coa A-6”. Entienden, asimismo, que en el estudio no se tuvieron en cuenta los posibles tráficos que, en el futuro, pueden generar el puerto exterior de Punta Langosteira o Morás.
En cualquier caso, los nacionalistas exigieron que, “visto que o PP ve xustificado deixar en suspenso o treito entre a AP-9 e a A-6”, se priorice, como defiende el PP, la conexión con la autopista, “mais sempre e cando vaia acompañada do levantamento da peaxe, para que non se impoña o portazgo para entrar ou saír da cidade da Coruña”. n

La Xunta garantiza la conexión a corto plazo de la Vía Ártabra con la AP-9