Bruselas duda de que España logre cumplir el déficit sin nuevos ajustes

18/01/2016 Luis de Guindos. El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha asegurado que la pertenencia al euro es la garantía de que España no se va a dejar llevar por el populismo y aplicará la po
|

La Comisión Europea reiteró ayer que España debe avanzar en la senda de las reformas para corregir sus desequilibrios macroeconómicos, si bien puso en duda que sea capaz de cumplir con los objetivos de déficit comprometidos para 2016 si no presenta “a tiempo” ajustes adicionales al presupuesto cerrado para este año.
Bruselas ha mantenido hasta ahora que esperará a que se forme un nuevo Gobierno para pedirle que enmiende los presupuestos, por las limitaciones de un Ejecutivo en funciones; pero el retraso en las negociaciones y la posibilidad de nuevas elecciones complican el calendario.
“Se prevé que España no logre su objetivo de déficit nominal para 2015 y se prevé que no logre una corrección a tiempo y duradera para 2016, mientras no cumpla con el esfuerzo fiscal recomendado”, indicó el Ejecutivo comunitario en su evaluación de los desequilibrios macroeconómicos de los Estados miembros publicada ayer.
En este contexto, el vicepresidente de la Comisión para el Euro y Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, eludió referirse a la carta que se esperaba que sus servicios enviasen a España sobre las medidas a tomar para reducir el déficit, con especial acento en la puesta en práctica de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.
“Las decisiones que tienen que ver con la parte fiscal están siendo finalizadas y serán publicadas mañana (por hoy)”, dijo Dombrovskis al ser preguntado por la carta remitida a España y otras similares a otros países como Italia.
Sobre la situación general de España, Dombrovskis explicó que Bruselas valora que el Gobierno haya emprendido “reformas importantes” que han devuelto a España a la senda del crecimiento, pero cree que sigue habiendo riesgos que exigen una “estrecha vigilancia”.
Sin entrar en detalles, el vicepresidente comunitario mencionó el alto desempleo y los desequilibrios en términos de stocks de deuda interna y externa, tanto pública como privada, como ejemplos de la vulnerabilidad de la economía española.
“Vemos que España ha emprendido reformas importantes que han devuelto el crecimiento, incluso entre las economías que más rápido crecen en la zona euro, pero seguimos viendo desequilibrios y los vigilaremos”, resumió Dombrovskis.
España se mantiene fuera del grupo de cinco países que registran “desequilibrios excesivos”, entre los que sí están Francia e Italia, y se sitúa al mismo nivel que las economías de Alemania, Finlandia, Irlanda, Países Bajos, Suecia y Eslovenia.
Los países con desequilibrios, en los que se enmarca España, serán sometidos por Bruselas a una “vigilancia específica”, que irá desde los contactos técnicos hasta el diálogo a nivel político si fuera necesario”, según explicó Dombrovskis, con el objetivo de garantizar que “responden a los retos identificados”. “Seguiremos observando la economía española de muy cerca”, añadió.
La evaluación sobre España reconoce esfuerzos como las reformas en el sector financiero, los marcos de insolvencia corporativa y la legislación para la protección del empleo.
Sin embargo, avisa de que “se necesitan más acciones” en otras áreas como el proceso de fijación de salarios, la innovación y el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento”, al tiempo de que advierte de que la deuda pública “continúa creciendo”.

Bruselas duda de que España logre cumplir el déficit sin nuevos ajustes