Venezuela investiga un ataque desde un helicóptero contra el Supremo

|

Las autoridades venezolanas realizaron ayer las primeras diligencias para dar con el piloto Óscar Pérez y con el helicóptero con el que el día anterior atacó la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Ministerio del Interior, un “ataque terrorista” según el Gobierno de Nicolás Maduro, que la Mesa de Unidad Democrática (MUD) denunció como una distracción para desviar la atención del asalto que de forma simultánea sufrió la Asamblea Nacional.
El vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, informó ayer de que el helicóptero había sido localizado por las autoridades en una localidad del estado Vargas, cercano a Caracas, e indicó que hasta ese momento no había detenidos. “A pesar de las condiciones climáticas adversas, nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha localizado el helicóptero que fue empleado el día de ayer (por el martes) en dos ataques terroristas a instituciones del Estado venezolano”, dijo El Aissami.

Granadas
Según el Gobierno, un agente de la Policía científica venezolana (Cicpc), llamado Óscar Pérez, robó el martes un helicóptero con el que sobrevoló las sedes del Ministerio de Interior y del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, donde lanzó cuatro granadas y realizó disparos.
El Aissami explicó que la aeronave fue hallada en la población de Osma, una zona norte costera del litoral central venezolano, y “está en este momento siendo inspeccionada” para su posterior traslado hasta Caracas, donde se “harán experticias”. “Vamos a seguir ahora mismo desplegando fuerzas especiales en toda la zona para determinar qué otros movimientos pudo haber hecho y las posibles complicidades”, agregó. El ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, dijo que su país ha emitido una orden de captura internacional roja contra el agente Pérez.
Según Reverol, los ataques del martes tienen como objeto “elevar la escalada golpista y su ofensiva insurreccional y la espiral de violencia” que, sostiene, ha convocado la oposición venezolana.  Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, consideró que lo sucedido, si bien “grave”, resulta llamativo. “Parece una cosa de película”, dijo. 
Precisamente, Pérez trabajó como actor en una película de acción. Pérez produjo y protagonizó la cinta “Muerte Suspendida”, de 2015, que cuenta el caso real de un empresario portugués que fue secuestrado en Caracas y estuvo casi un año retenido hasta que fue liberado por el Cicpc. El piloto interpreta el mismo papel que tuvo en la vida real.
Mientras, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Chúo Torrealba, acusó directamente al Gobierno de generar esta distracción para ocultar el asalto que en este mismo momento se estaba produciendo en la Asamblea Nacional, controlada por la coalición opositora desde 2015. De acuerdo con su versión, paramilitares lanzaron “diez artefactos explosivos” y la Guardia Nacional Bolivariana golpeó a varios diputados. l

Venezuela investiga un ataque desde un helicóptero contra el Supremo