El estado alemán de Baviera se declara en situación de catástrofe por la pandemia

El primer ministro bávaro, Markus Söder | PHILIPP GUELLAND
|

El estado de Baviera (sur de Alemania) se declaró ayer en situación de catástrofe, lo que le permite una mejor coordinación de las medidas contra el coronavirus.  

El primer ministro bávaro, Markus Söder, había convocado una reunión especial del Gobierno y, después de ella, decretó la situación de catástrofe y anunció un plan de diez puntos para combatir la pandemia, que endurece las restricciones que ya existían. 

En este sentido, a partir del miércoles, en Baviera solo se podrá salir de casa “por razones de peso”, como ir al trabajo o al colegio.

Además, en los distritos donde haya una incidencia semanal de más 200 nuevos contagios por 100.000 habitantes habrá toque de queda entre las 21.00 y las 05.00 hora local. 

Asimismo, se mantiene la regla de que únicamente podrá haber encuentros entre personas que pertenezcan a un máximo de dos familias, entendiendo familia un grupo de gente que viva bajo el mismo techo.  Esa regla se suspenderá, como estaba previsto, entre el 23 y el 26 de diciembre para la celebración de las Navidades, pero no para el año nuevo. 

El Parlamento regional deberá aprobar el martes las nuevas reglas, para lo que se espera que haya una clara mayoría. 

Por otra parte, el número de nuevos contagios en Alemania sigue siendo alto, cinco semanas después de que se introdujesen restricciones en todo el país.  

Así, ayer se registraron 17.767 nuevos contagios, 3.100 más que hace una semana, y murieron 255 personas, según los datos del Instituto Robert Koch (RKI). 
 
Cifras altas en Portugal
Por otro lado, Portugal notificó ayer 87 fallecimientos por Covid-19 e igualó la segunda peor cifra de toda la pandemia, en un día en el que también sumó 3.834 contagios y los hospitalizados volvieron a aumentar tras tres jornadas de descensos. 

La cifra de fallecidos diarios iguala la segunda más elevada de toda la pandemia: también se registraron 87 muertos el 28 de noviembre, sólo superado por los 91 óbitos del 16 de noviembre.

Los contagios diarios bajaron respecto a la cifra del sábado, cuando se registró la más alta en nueve días (6.087 infecciones), aunque los domingos suele registrarse una caída de contagios porque en fin de semana se realizan y se procesan menos pruebas.

Tras tres días consecutivos de bajadas, el número de hospitalizados subió y ahora son 3.268 los pacientes que permanecen ingresados, 39 más que un día antes.

Más de 60.000 óbitos italianos
Asimismo, Italia comunicó ayer 564 fallecidos por coronavirus en las últimas veinticuatro horas, lo que eleva la cifra total a 60.078 muertos desde febrero, cuando comenzó la emergencia nacional, informó el Ministerio de Sanidad. 

Además, hubo 18.887 contagios desde el sábado, con lo que los casos totales son 1.728.878, mientras se curaron 17.186 pacientes y siguen disminuyendo los ingresados en unidades de cuidados intensivos, con actualmente 3.454 enfermos en UCI. 

Por su parte, la región del Véneto volvió a superar, igual que el sábado, a Lombardía en número de nuevos infectados.

Récords en Rusia
En otra línea, Rusia registró 29.039 casos de Covid-19 en las últimas 24 horas, segundo récord de contagios diarios consecutivo, según informaron las autoridades sanitarias del país.

Por otro lado, Francia registró un ligero descenso con 11.022 casos nuevos y 175 fallecidos.

El estado alemán de Baviera se declara en situación de catástrofe por la pandemia