El Congreso apoya el decreto del Gobierno para la renovación del Consejo de RTVE

Uno de los momentos más tensos de la sesión se produjo tras la intervención de la diputada Noelia Vera, que fue aplaudida por Unidos Podemos y abucheada desde la bancada popular | juan carlos hidalgo
|

El pleno del Congreso convalidó en la tarde de ayer el decreto aprobado por el Gobierno para renovar el Consejo de Administración de RTVE de forma urgente y transitoria, un trámite que es necesario para la designación de los nuevos consejeros. El apoyo a la decisión del equipo de Sánchez salió adelante con 179 votos a favor y 165 en contra y se consiguió después de que el pleno diese el visto bueno a la lista de seis consejeros consensuada por PSOE, Podemos y PNV con el apoyo de ERC y PDeCAT.
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, fue la encargada de defender esta medida adoptada por el Consejo de Ministros el pasado 22 de junio y pedir el apoyo de los grupos porque se trata de una solución “puntual y transitoria” hecha con voluntad “constructiva” para que RTVE pueda recuperar la “independencia y el pluralismo”.
Pero Ramón Moreno, del PP, cargó contra este “decretazo” porque no supera “el examen de democracia”, al tiempo que subrayó que los populares no van a legitimar “la tele moción” porque se ha convertido en una “moneda de cambio” para los nacionalistas y populistas.
“Su pufo chavista alcanza cotas irrespirables”, defendió Moreno, que fue muy duro también con el PNV y Ciudadanos por mantener diferentes posiciones según el momento y el lugar. A sus argumentos contestó el socialista José Miguel Camacho, que le exigió respeto para los trabajadores de RTVE porque no son “súbditos” del PSOE pese a los “desmanes” que se produjeron en la televisión pública bajo el mandato del PP.
En una acalorada intervención, la diputada de Unidos Podemos Noelia Vera se dirigió al PP afirmando: “Yo estoy alucinando, señores del PP, llámenos lo que quieran, ‘viva Maduro’, ‘come niños’ o lo que quieran”. Así se manifestó, aplaudida por unos y abucheada por otros, antes de denunciar que fue este partido el que puso en el puesto de presidente de RTVE a un diputado de su grupo político.
Desde Ciudadanos, Guillermo Díaz solicitó al Gobierno y todas las fuerzas políticas que “saquen todos sus manazas” de los medios públicos. Desde su punto de vista, la única opción que tienen es retirar el “decretazo”, pedir perdón a los trabajadores de RTVE y al periodismo. Y el diputado de ERC Gabriel Rufián remarcó que “echar a manipuladores y a voceros” del ente público “no es una opción, sino una obligación”.

Pocos “cheques en blanco”
En el PDeCAT, Feliu-Joan Guillaumes subrayó que dentro de tres o cuatro meses su formación probablemente no habría votado el decreto, por lo que advirtió al PSOE de que “no se acostumbren a estos cheques en blanco, porque no van a tener muchos más”.
El PNV también legitimó el decreto porque, aunque según el diputado Joseba Agirretxea no le “gusta a pies juntillas cómo se pergeñó”, había que buscar una forma de “desatascar” una situación originada por el PP. A este le recordó que “se ha quedado solo” en su propuesta de modelo para la corporación.
Por su parte, la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, reflexionó sobre un decreto que ven como un “mal menor” y calificó como un “despropósito y una vergüenza” el debate previo protagonizado por los diputados del PP, Ramón Moreno, y el PSOE, José Miguel Camacho. También hubo críticas del parlamentario de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, quien aseguró que la promulgación de esta norma “no puede enmascarar el bochornoso episodio gestado por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez y Unidos Podemos”.
El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, en cambio, sostuvo que esta convalidación supone la entrada de “aire fresco” en RTVE, y al menos ha servido para “desatascar” esta legislatura, en la que “se aprobaban proyectos de ley que no se tramitaban y leyes que luego no se cumplían”. l

El Congreso apoya el decreto del Gobierno para la renovación del Consejo de RTVE