Los usuarios del complejo deportivo de San Diego son los primeros en activarse pero con prudencia

el ideal gallego-2020-06-10-015-9a536ceb
|

Los usuarios del complejo deportivo de San Diego fueron ayer de los primeros en poder practicar sus actividades en el interior del recinto municipal pero con muchas precauciones y medidas de seguridad.

Desde la apertura de puertas a las diez de la mañana decenas de personas se dieron cita para ponerse en forma después de que la instalación permaneciese cerrada casi tres meses por la emergencia sanitaria.

Otros mientras requerían información al personal sobre el modo de solicitar un nuevo abono o como beneficiarse del descuento anunciado por la empresa gestora para aquellos socios que a pesar de haber pagado un servicio no pudieron disfrutar de él por motivos obvios.

Las normas que a partir de ahora regirán la estancia en el complejo deportivo serán de obligado cumplimiento. Así, en la recepción y en distintos puntos de la instalación se han instalado dispensadores de gel hidroalcohólico.

También es obligatorio el uso de mascarilla en el centro siempre que no se esté practicando deporte. De tal modo que se deberá entrar, circular y salir del complejo con la protección.

Los responsables de la instalación indican que es muy importante que se cumpla con estos preceptos y con la señalización del centro.

“La distancia de seguridad entre las personas siempre será, al menos, de dos metros. Para garantizar esta distancia y el desarrollo normal de la actividad, el complejo cuenta con un sistema de control de accesos”, apuntan desde la dirección, al tiempo que indican que el horario de lunes a viernes es de 10.00 a 13.00 y de 17.00 a 22.00. Los sábados se reduce de 09.00 a 14.00.

Los cursos durante estos primeros meses de adecuación a la denominada “nueva normalidad” no se impartirán y su coste se descontará del recibo.

 

Juan Ignacio Borrego

Y mientras el personal del complejo San Diego informaba a los usuarios, a kilómetros de distancia, en pleno pabellón de Riazor, el concejal de Deportes, Juan Ignacio Borrego, daba a conocer una nueva muy del agrado de los deportistas de base.

El Gobierno local eximirá del pago de la tasa por usar las instalaciones municipales a los clubes y entidades sin ánimo de lucro hasta el 31 de diciembre.

El edil destacó, asimismo, que se estudiará la posibilidad de ampliar el plazo hasta el final de la temporada 2020/21, en función de la evolución de la crisis.

Asimismo, anunció que el cumplimiento del protocolo de desinfección de las instalaciones será asumido por el Ayuntamiento para “echar una mano en este difícil momento”.

Los usuarios del complejo deportivo de San Diego son los primeros en activarse pero con prudencia