Feijóo evita pronunciarse sobre la posibilidad de que Rueda y Barreiro sean ministros

El líder de los populares gallegos, durante un paseo electoral por A Coruña pedro puig
|

El presidente de la Xunta en funciones y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, rechazó ayer entrar en las “quinielas” sobre el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, convencido de que es “el único” que lo “tiene en la cabeza”, pero espera un perfil que combine “negociación y capacidad” de comunicación. Así, evitó pronunciarse sobre la posibilidad de que los gallegos Alfonso Rueda y José Manuel Barreiro.
Las “quinielas” sobre el futuro Gobierno incorporan nombres como el actual vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el portavoz de los populares en el Senado, José Manuel Barreiro, pero Feijóo evitó sumarse a ellas y constató que, cuando un presidente “tiene que formar gobierno” a veces se queda “muy sorprendido viendo los medios”.
En una entrevista concedida al programa de Antena 3 “Espejo Público”, Feijóo aseguró que tiene la percepción de que “el único que tiene en la cabeza” el próximo Ejecutivo es Rajoy. Eso sí, advirtió de que el futuro Gobierno será “complejo” y deberá afrontar decisiones de inmediato, con la prioridad de los presupuestos.
Por ello, auguró que el nuevo Ejecutivo deberá “combinar negociación, facilidad de entendimiento, empatía y capacidad de trasladar a los medios las decisiones complejas”.
El presidente gallego en funciones también constató que ve “lógico” que Rajoy sea investido antes que él (tras las elecciones del 25-S, su investidura tendrá lugar la segunda semana de noviembre), aunque lamentó que, para ello, haya tenido que pasar “un año” y dos comicios generales.

giro socialista
“Desde el 26 de junio siempre pensé que Rajoy sería presidente; estuve a punto de equivocarme, pero después volvió el sentido común y la normalidad democrática”, reflexionó, en alusión a la postura del “no” del exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez y al posterior giro hacia la abstención ratificada por el Comité Federal socialista.
Feijóo dio por hecho que si se hubiese agilizado la investidura de Rajoy, al PSOE le hubiese ido mejor. “Hoy lamentablemente está débil y desestructurado”, sentenció, antes de manifestar que espera que “dentro de un año” España tenga un PSOE “más fuerte y sólido” porque como alternativa es “un partido mucho más serio que cualquier otro que está a la izquierda”.

Feijóo evita pronunciarse sobre la posibilidad de que Rueda y Barreiro sean ministros