El BNG pide que el arrastrero “Orzán” reviva como museo de la pesca del Gran Sol

El pesquero permanece amarrado en la dársena de Oza
|

El BNG se ha embarcado en una misión que tiene como objetivo salvar al “Orzán”, un pesquero de altura de 33 metros de eslora que formó parte de la flota del Gran Sol, en Terranova. En su día, atravesó el océano para faenar en los grandes bancos de pesca del bacalao, pero a día de hoy espera en la dársena de Oza el momento en el que sea vendido como chatarra. El Bloque considera que es parte de la historia de la ciudad y pretende que se restaure y se musualice para su exhibición en el muelle.

Los nacionalistas recuerdan que se trata de uno de los últimos exponentes de los tiempos de mayor esplendor de la flota gallega que un día dominó el Gran Sol. De hecho, el “Orzán” fue el primer arrastrero construido arrastrero construido en acero en Galicia. (1964), aunque reconocen que su estado actual es muy malo. La iniciativa del BNG, denominada “Salvemos O Orzán”, se presentará en el pleno municipal del jueves.

Metáfora de la decadencia

Para el portavoz municipal del BNG, Francisco Jorquera, el estado actual del barco, corroído por el óxido y abandonado, es una metáfora de la decadencia de la flota pesquera gallega antes llamada “de los 300” y de la que cada vez quedan menos buques en activo debido a la ampliación de las aguas territoriales y la aparición de los cupos de pesca.

Los barcos pertenecían a Pesquerías Españolas del Bacalao S.A. (Pebsa) que se fundó en Madrid el 6 de enero de 1939 calle Alcalá 21, iniciando gestiones para emplazarse en el puerto coruñés en 1943. La historia de esta empresa pesquera está ligada al magnate Pedro Barrié de la Maza que impulsó su fundación y de la que fue su presidente hasta que falleció en 1971.

Los primeros barcos de Pebsa, se construyeron en los Astilleros San Martín, de Corcho e Hijos S.A. en Santander, de allí salieron en 947 el “Santa Elisa” y “Santa Marina” y en 1951 lo haría el “Santa Rita” y “Santa Eugenia”.

Los restantes saldrían de la factoría de Astano en Fene-Ferrol, siendo el primero el “Santa Cecilia”, el cual navegó bajo el nombre de “Santa Celia” en 1952, que se incendió en 1972 en Saint Pierre (Canadá) y se hundió en sus proximidades. Al año siguiente lo hizo el “Santa Amalia”, que se desguazó en Ferrol en 1984. En 1954 el “Santa Inés” y “Santa Elvira”, que fue uno de los primeros en ser desguazado en A Coruña en 1983.

Para el BNG, lo importante es que la pesca fue, y todavía lo és un motor económico de la ciudad “e un elemento vertebrador da nosa identidade”. Por eso quieren que el “Orzán” sea preservado. l

El BNG pide que el arrastrero “Orzán” reviva como museo de la pesca del Gran Sol