Feministas y “provida” unen sus voces en contra de la gestación subrogada

Las asociaciones que critican la interrupción del embarazo ven en el vientre de alquiler una explotación aec
|

Asociaciones feministas y “provida” mostraron su postura contraria a la regulación de la gestación subrogada al considerar que atenta contra los derechos de la mujer. Así, abogaron por agilizar los procesos de adopción para dar respuesta a aquellas personas que desean tener un hijo.
La activista Alicia Miyares y portavoz de “No somos vasijas” plataforma que agrupa a asociaciones feministas en contra de la gestación subrogada, explicó ayer que este proceso se trata de “una barbaridad jurídica y ética de gran calibre en el que se utilizan los cuerpos de las mujeres para satisfacer a terceras personas”. Así, indicó que “lo terrible de este asunto es la renuncia del derecho de las mujeres a la afiliación y la custodia”.
En este sentido, Miyares indicó que, “en vez de perder tanto tiempo en esto, habría que gastar energías en agilizar los procesos de adopción en la sociedad”. Ante el argumento de las asociaciones de gestación subrogada que explican que esta práctica y la adopción son aspectos totalmente distintos y compatibles, la portavoz de la plataforma aseguró que se trata de un “egoísmo biológico puro y duro, en el que no les importa usar a mujeres como recipiente”. “¡Qué adopten!”, sentenció.
Por su parte, padres por gestación subrogada indican que no hay mayor libertad que la de que una mujer sea la que decida si realiza o no este proceso. Ante esto, Mirayes señaló que “no se puede invocar la libertad para quitar derechos” y remató que, “según los códigos civiles, madre es la que pare”.

SOCIEDAD PATRIARCAL
En la misma línea, la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, señaló que la gestación subrogada supone “alquilar o explotar la capacidad reproductiva de las mujeres”. “Hay que considerarla en una sociedad patriarcal en la que vivimos y además en un concepto neoliberal, que conduce a la compra y venta de bebés y a la explotación de la capacidad reproductiva de las mujeres”, subrayó ayer.
“Hay una fórmula que es la adopción, en la que hay muchos niños que están esperando familia, explicó Yolanda Besteiro. Lo que hay detrás de esto es muchísimo dinero y esto es lo que se está manejando; intentar regular lo que conduce a mas dinero”, denunció.
Asimismo, señaló que el hecho de que se regule no va a acabar con la explotación de mujeres. “En Holanda está regulada la prostitución y no se evita que haya mujeres tratadas y explotadas sexualmente”, aseguró.
Mientras, la directora de la Fundación Mujeres, Marisa Sotelo, explicó ayer que la gestación subrogada es “una cuestión que tiene que ver con los derechos fundamentales de las personas”. “No entendemos por qué algo que está relacionado con la integridad física de las personas se somete a contrato y hay gente que lo ve tan natural”, indicó Sotelo al respecto.

Feministas y “provida” unen sus voces en contra de la gestación subrogada