De Guindos afirma que "nadie puede evitar que haya manzanas podridas"

El ministro de Economía, Luis de Guindos, atiende a la prensa antes de participar en la sesión de clausura de la jornada económica de S'Agaró. EFE
|

De Guindos, que hoy ha participado en la clausura de las jornadas económicas de S'Agaró, ha asegurado ser plenamente consciente de la "desazón social" que causan los casos de corrupción, sobre todo, en un momento económico tan complicado como el actual.

Ante esta situación, el ministro ha abogado por la recuperación de los valores "en todos los entornos" y por aprovechar estas situaciones para establecer un sistema que evite que se repitan estos casos.

"Nadie puede evitar que haya garbanzos negros o manzanas podridas, pero el sistema tiene que estar lo suficientemente preparado para que no se reproduzcan", ha manifestado durante una comida con unos 200 empresarios.

De Guindos, que ha puntualizado que no es "un político profesional", aunque "si hay algo político" es ser miembro de un Gobierno, ha resaltado que la solución a la problemática de la corrupción no tiene que pasar por "cuestionar" el sistema democrático.

Ha reclamado transparencia y ha advertido que, sin ella, "no hay capacidad para pedir sacrificios a la sociedad".

De Guindos afirma que "nadie puede evitar que haya manzanas podridas"