¿Cambio de banco? Con los préstamos rápidos online no es necesario

préstamos
|

Si necesitas financiación, tu banco de toda la vida podría hacerte una oferta atractiva o adaptada a lo que buscas. Dicho esto, es posible que te obliguen a seguir vinculado, por ejemplo, con tu nómina, una cuenta abierta, alguna tarjeta de crédito o incluso contratar un nuevo seguro, a cambio de mantenerte las condiciones u ofrecerte el producto.

La forma de evitar esta situación, que puede generar frustración e incluso molestia con una entidad con la que llevas años trabajando, puedes pedir un préstamo sin cambiar de banco sabiendo que incluso podrías conseguir tarjetas de crédito sin tener que mover tu cuenta de sitio. Ahora puedes tener las mejores condiciones del mercado sin atarte a nadie.

¿Dónde encuentro financiación sin vinculación?

Para escapar del yugo de los bancos tradicionales, que de forma periódica actualizan condiciones y cambian comisiones de mantenimiento y asociadas a productos como banca online, transferencias o incluso operaciones en ventanilla, cada vez hay más entidades que permiten obtener financiación sin ataduras.

Las entidades financieras online, entre las que se encuentran algunos bancos de nueva generación que operan 100% online, permiten conseguir productos, aunque no seas cliente. Lo único que se necesita es enviar un formulario y registrarse, pero sin necesidad de abrir cuentas para contratar préstamos personales, tarjetas de crédito o líneas de crédito. Sin comisiones ni gastos de ningún tipo.

Los establecimientos financieros de crédito están especializados en conceder préstamos sin cambiar de banco, pero no pueden captar depósitos (por ley) así que no es necesario abrir cuenta ni domiciliar nómina u otros ingresos. Tampoco obligan a contratar productos adicionales como los seguros, aunque a veces ofrezcan la opción mediante una entidad socia. La mayoría de estos préstamos pueden contratarse por internet de forma simple, fácil y cómoda.

¿Es mejor contratar préstamos con otras entidades?

La vinculación en si no es negativa, ya que una cuenta corriente la necesita cualquiera, tanto si se cobra una nómina como unos autónomos o bien una prestación social. Sin embargo, si no te importa mantener la nómina en un banco en concreto, cumplir el requisito nunca será un problema.

La clave está en comparar la oferta que te haya hecho el banco, comisiones y productos incluidos, con la de otras entidades libres que operen financiando préstamos online. Así, estarás en situación de valorar el préstamo o tarjeta de crédito que mejor se ajusta a lo que necesitas o tiene las condiciones más atractivas, además de otras ventajas (libertad, pago anticipado, programas de fidelización, promociones, etc.).

¿Cambio de banco? Con los préstamos rápidos online no es necesario