Carolina Marín gana el torneo ante su verdugo en la semifinal del año pasado

|

Carolina Marín, Nº1 del mundo y vigente campeona mundial, conquistó el Abierto de Hong Kong, tras vencer en la final a la japonesa Nozomi Okuhara, por 21-17, 18-21 y 22-20.
La española, de 22 años, tuvo que emplearse a fondo para derrotar, tras 84 minutos –fue el partido más largo del torneo–, a la novena del ránking mundial, que el año pasado se impuso a la onubense en las semifinales de esta misma competición. 
Marín encarriló la primera manga a partir del 15-15; cuando exhibió una gran solvencia para ponerse con 1-0. Más problemas tuvo en la segunda, en la que Okuhara alcanzó los siete puntos de ventaja. A pesar de que consiguió igualar (17-17), su rival se escapó para forzar el definitivo tercer set.
El último acto comenzó con la nipona mandando, aunque Marín fue capaz de remontar para gozar de hasta siete puntos de ventaja (16-9). La asiática niveló (20- 20), pero la onubense sentenció con dos tantos seguidos.
De esta manera, Marín prosigue con su fantástico 2015, donde revalidó su título universal y ascendió de Nº8 al Nº1 número mundial.

Carolina Marín gana el torneo ante su verdugo en la semifinal del año pasado