La hostelería urge las licencias una vez acordado el paso entre terrazas

Las terrazas del centro son las que más dudas causan para los permisos y también para los espacios | patricia g. fraga
|

Los hosteleros coruñeses apuran la tramitación de los permisos para instalar terrazas toda vez que hoy quedará solventado en junta de Gobierno el plan para asegurar el acceso de los vehículos de emergencias en las calles del centro. Al respecto de la variación de anchos de las vías que habrá que dejar libres de mobiliario, la Asociación de Hostelería de A Coruña destaca que serán los menos los locales perjudicados porque los que pierden poco espacio están tratando de reubicar todo el mobiliario para no tener que retirar ninguna mesa del exterior.


La ordenación especial de las terrazas de las calles de la Ciudad Vieja y Pescadería pactada entre el Ayuntamiento, los servicios de emergencias y los hosteleros se hará oficial hoy mismo tras su aprobación en junta de Gobierno. Los empresarios ya trabajan con esta previsión y, por tanto, una vez solucionado el asunto que más preocupaba al Gobierno local en las últimas semanas, le instan a retomar la gestión de las solicitudes de permisos para instalar esas terrazas que ahora están en situación alegal y sin garantías para la mayoría de los negocios.


“No han remitido más licencias y entendemos que ahora sí deberían empezar a tramitarlas”, aseguró el presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete. De hecho, según reconoció el colectivo ha tenido una reunión con técnicos del área de Urbanismo en la que han salido con buenas sensaciones sobre el proceso que queda.

Poco espacio de pérdida
Algunos de los casos más complejos a la hora de dar el visto bueno a la utilización de una parte de la vía pública son precisamente los de locales ubicados en el centro de la ciudad. Con la petición de que eso se pueda solucionar cuanto antes para que la documentación preceptiva llegue a todos los establecimientos, los empresarios ya repiensan la ubicación de sus muebles de exterior.


Cañete comentó que el plan que han consensuado para que las ambulancias y los bomberos puedan llegar a todos los vecinos afectará a pocos locales de manera importante. En el resto lo que varía el espacio son “10 o 20 centímetros y la gente buscará una solución” para no perder capacidad de facturar por eliminar sillas y mesas. Unos barajan ajustar el espacio entre unas, otros se arrimarán a la pared y, quizá, alguno compre parte de los elementos nuevos para ajustarse.

La hostelería urge las licencias una vez acordado el paso entre terrazas