La Xunta “vigila” el comportamiento de la Fundación Franco en Meirás

31 AGOSTO 2007 / 04 SEPTIEMBRE 2007 PAGINA 18 / 26 SEPTIEMBRE 2007 PAGINA 31 / 20 septiembre 2009 página 18 SADA (A CORUÑA).- LA XUNTA EXPEDIENTA A LA FAMILIA FRANCO POR IMPEDIRLE EL ACCESO AL PAZO DE MEIRAS
|

La Xunta “vigilará” el comportamiento de la Fundación Nacionalo Francisco Franco (FNFF) en la gestión de las visitas al Pazo de Meirás. El vicepresidente autonómico, Alfonso Rueda, declaró en las últimas horas que el Gobierno de Nuñez Feijóo estará “pendiente” de que la actuación de esta “organización cultural” a la que Carmen Franco Polo encargó la administración de los accesos al BIC sea “democrática”, saliendo así al paso del anuncio de la FNFF de emplear su vinculación con el sistema de visitas para mostrar la “grandeza” del dictador, que está provocando un importante alboroto político en Galicia. 
En este sentido, el dirigente popular advirtió a la Fundación Franco que debe “adecuar” su comportamiento al ordenamiento jurídico vigente en España. Así, apuntó a que “hay que cumplir la normativa”, en referencia a la Ley de Patrimonio Cultural a la que están sujetos los titulares del Pazo de Meirás al estar catalogado como Bien de Interés Cultural y a que, de la misma manera que se abrió un expediente sancionador a los Franco tras incumplir el régimen de apertura al público, haría “lo mismo si se detecta algún incumplimiento” ahora por parte de esta entidad, “que debe actuar conforme al ordenamiento de un país democrático como es España”, apostilló Rueda.
Precisamente, en relación con el expediente abierto por la Xunta, el edil de Turismo de Sada, Liss Suárez Becerra, explicó que la administración sadense “está persoado nese procedemento sancionador” y espera que se sancione a los Franco, habida cuenta “das probas que existen de que o pazo estivo pechado”, añadió el portavoz del BNG. Si las hubiese, reclama que la cuantía de esas multas se destinen a la conservación del patrimonio de Galicia.
Los nacionalistas elevarán una moción al próximo pleno “na procura de acadar o rexeitamento da corporación municipal e a súa condena a calquer forma de apoloxía franquista”, sin descuidar su reivindicación para que el pazo pase a manos de sus “lexítimos propietarios”, el pueblo de Sada. 
Becerra, que considera que la Fundación Franco “incumpre a Lei de Memoria Histórica, e non temos máis que escoitar as declaracións do seu presidente”, recordó que su primera actuación tras tomar posesión, había sido enviar una solicitud a la Xunta para asumir la gestión de las visitas a Meirás. La semana pasada, el alcalde, Benito Portela, remitió una segunda petición a Feijóo.
Por su parte, la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica solicitó la ilegalización de la Fundación Franco amparándose en la Ley de Fundaciones y en el Código Penal en relación a supuestos delitos de odio. l

La Xunta “vigila” el comportamiento de la Fundación Franco en Meirás