“Ninguno de los 14 desvíos de agosto es achacable a la cabecera 03”

El Ideal Gallego-2015-09-27-008-0a7b0271_1

El director de Alvedro, Jesús Campo, se muestra satisfecho con el número de pasajeros que ha pasado por el aeródromo en lo que va de 2015. No obstante, reivindica más frecuencias a Barcelona para los viajeros de negocios.

Se ha cerrado la temporada estival. ¿Qué balance hace?
En lo que va de año es, evidentemente, positivo porque estamos en los ocho primeros meses con un 3,3% más de lo que fue el año pasado. Y ello a pesar de que ya era bastante bueno porque estábamos creciendo a cifras de dos dígitos.

¿Y del verano?
En tráfico ha sido positivo porque estamos hablando de tres meses con un balance general positivo, de incremento a pesar de que hemos tenido esa pequeña cifra negativa en agosto. Al fin y al cabo, cifras negativas que no superan el 2% en Coruña suponen pocos pasajeros arriba o abajo. Las cifras positivas están siendo mucho más del 2% de crecimiento e  incluso a veces llegan a las dos cifras. En el mes de agosto, a pesar de todo, se consiguió una cifra de 100.000 pasajeros que está muy muy bien. 

Pese a esa reflexión, ¿reconoce que es necesaria la ayuda al aterrizaje por la cabecera sur? 
Primero quiero aclarar que, de los 14 desvíos que se produjeron, ninguno, absolutamente ninguno, es achacable a la cabecera 03. Fueron temas de visibilidad en configuración de entrada por la cabecera norte donde tenemos el ILS y hubo una condición visual muy deficitaria. Cuando digo esto es porque ha sido el peor agosto de los últimos años. De los últimos cinco o seis años estos desvíos solamente se han superado los últimos meses de diciembre y enero y hablo de datos objetivos. Ante un componente climatológico adverso como ese es difícil de luchar y nada ha tenido que ver el tema de la 03.

El comité cree que parte de los cambios de destino se podrían haber ahorrado... 
Cualquier implementación de un sistema de ayuda requiere un estudio. Hablar de algo que es una hipótesis, de si puedes instalarlo o no, es dar opiniones. Afortunadamente en el sector aeronáutico no hablamos de opiniones, hablamos de hechos. Cuando se pueda trabajar sobre hechos reales habrá que empezar a hacerlo. Lo que hay ahora son meras opiniones y no conclusiones.

¿Hay alguna negociación abierta con AENA o Fomento?
Los estudios en navegación aérea corresponden a Enaire, donde están los mayores expertos en la materia. Ellos estudian constantemente mejoras: no en este aeropuerto sino en todos. Cuando Enaire dé una conclusión respecto a las posibilidades de esa cabecera, habrá que tenerlas en cuenta tanto si son negativas como positivas. 

¿Pero sí hay un estudio?
Sí, siempre hay procesos abiertos en todos los sentidos. Enaire es la competente y tendremos que agarrarnos a sus conclusiones. Yo no voy a dar ninguna hasta que haya un estudio definitivo y concluyente sobre esa cabecera. 

¿Cómo se presenta la nueva temporada?
Tenemos una novedad con la ruta a Valencia, ya anunciada por Iberia, que empezará a operar en octubre. Mi sentimiento es que va a funcionar porque, al fin y al cabo, este aeropuerto es óptimo para el pasaje de empresarios y grandes ciudades. 

Hace unos días reconoció la necesidad de una tercera frecuencia a Barcelona. ¿Está hablando con Vueling?
Vueling es una compañía aérea privada y tendrá sus recursos, sus medios y su estrategia. Ahí no entro a valorar las decisiones. Pero estamos viendo que los datos de Barcelona son muy buenos porque encaja dentro de las ciudades principales de España que están conectadas con Coruña y todas, y cada unas de ellas, están funcionando muy bien.

Se solucionaría la demanda con un avión más grande, como el que cubrirá la línea a Tenerife el próximo verano.
Desconozco las políticas que tenga la compañía en ese sentido, pero lo que sí es cierto es que no todo es traer aviones más grandes para meter a más gente. Lo que buscan los usuarios es conectividad. El sector empresarial, que es mayoritario en estas rutas, quiere tener las combinaciones y frecuencias necesarias. Quiere posibilidades.

¿Qué nuevas conexiones quiere para Alvedro?
No me voy a destinos concretos sino que hablaría del perfil de los destinos que serían buenos para Alvedro. En este sentido, bueno sería cualquier destino, ya sea nacional o internacional, que cumpla los requisitos de ser un hub de enlace y que tenga interés empresarial. 

Habla mucho del viajero de negocios. ¿Alvedro tiende a especializarse?
Es indudable que una parte del pasaje de este aeropuerto es turístico y no se ve a renunciar a él; soy partidario de que se aúnen las dos cosas en lo mismo. Al final lo que le interesa a la aerolínea es que los aviones vayan con una buena ocupación y esto se consigue aunando todo este tipo de perfiles. 

¿Hay alguna otra ruta susceptible de refuerzo?
Las demandas de todos los destinos que hay ahora mismo van muy bien. No obstante, ese análisis tendrá que llevarse a cabo por parte de las compañías. 

¿Participa en reuniones entre Ayuntamiento y aerolíneas?
El Ayuntamiento es totalmente ajeno a nosotros. Nosotros, por supuesto, tenemos contactos permanentes con las compañías aéreas y, en esos contactos, se cruzan datos, se habla de posibilidades y todo lo que pueda ser de interés. Desde AENA tenemos unas políticas de ayudas públicas que son un importante impulso a la hora de que decidan implantarse en un aeropuerto.

¿Teme posibles recortes en los convenios?
Lo que marque la política sale fuera de mis competencias. Lo que no es bueno para el aeropuerto es recortar frecuencias y rutas.

“Ninguno de los 14 desvíos de agosto es achacable a la cabecera 03”

Te puede interesar