Hamilton ya es líder, Rosberg abandonó y Alonso fue cuarto

La superioridad de Mercedes es tal que Hamilton acabó ganando cómodamente a pesar de una estrategia más que cuestionable efe
|

Lewis Hamilton es el nuevo líder del Mundial, al ganar el GP de Singapur, donde el anterior líder, su compañero Nico Rosberg, abandonó pronto, mientras que Fernando Alonso exprimió de nuevo su Ferrari y acabó cuarto.
Hamilton, que había salido desde la pole, logró su séptima victoria del año, por delante de Sebastian Vettel –su mejor resultado de la temporada– y de Daniel Ricciardo.
Rosberg se retiró, por un fallo electrónico del volante, tras la 14ª  vuelta –de las 61 a las que estaba prevista la carrera, que, debido al tope de dos horas se resolvió en 60–, un problema que nació antes incluso de las vueltas de calentamiento y que le obligó a salir desde la calle de boxes.
Alonso, después de una carrera exigente, debido al calor y la humedad imperante, acabó pegado a los Red Bull, pero sin poder superar a un Ricciardo que hizo labor de equipo, ya que era más rápido que Vettel, pero en vez de intentar adelantarlo hizo de tapón al ovetense.
Cuando llegó la retirada de Rosberg, Hamilton rodaba en cabeza, sin problemas y pensando ya en el liderato del Mundial, por delante de Vettel y de Alonso, que era tercero. Fernando había salido bien, rebasando a los dos Red Bull, pero se saltó la primera curva y tuvo que ceder su puesto a Vettel.
La primera parada en boxes, que los aspirantes al triunfo efectuaron entre los giros 13 y 15, no cambiaron el panorama. Sí lo hizo la segunda, cuando Ferrari se adelantó en una vuelta a Red Bull y el ovetense rebasó al alemán.  Hamilton repitió con los neumáticos superblandos, cinco vueltas antes de que un accidentes de Sergio Pérez provocase la entrada del coche de seguridad, que permaneció en pista hasta la 37. Alonso había cambiado a blandos, aprovechando la entrada del ‘safety’, que se retiró con Hamilton en cabeza, por delante de Vettel y Ricciardo, con el español de nuevo cuarto.
El inglés, único que no había usado ambos compuestos, sabía que aún tenía que parar al menos una vez, una estrategia peligrosa de Mercedes. A Hamilton no le quedaba otra que apretar hasta labrir un hueco de más de 27 segundos respecto a Vettel. No lo consiguió, por muy poco, antes de verse obligado a parar.
Un salto con red. Tal es la superioridad de Mercedes que Hamilton, que salió del ‘pit lane’ entre Vettel y Ricciardo, tan solo necesitó calentar las gomas una vuelta antes de superar al tetracampeón con una facilidad asombrosa y poner proa al triunfo y al liderato del Mundial.
Las últimas vueltas fueron emocionantes, pero los puestos del segundo de Vettel al cuarto de Alonso no se alteraron y Ricciardo fortaleció, con su tercer puesto, idéntica plaza en la general. n    ef

Hamilton ya es líder, Rosberg abandonó y Alonso fue cuarto